Menu

Moto del día: FGR Midalu V6

Una exclusiva, rápida y lujosa moto nacida íntegramente en la República Checa

Moto del día: FGR Midalu V6

La FGR Midalu V6 no vio la luz hasta 2011, pero su desarrollo comenzó en 2004. Esta streetbike de origen checo está impulsada por soberbio propulsor de seis cilindros en uve capaz de generar 240 CV de potencia. Todo ello se embute en conjunto, donde la propia ingeniería que se necesita para su creación condiciona es aspecto visual. E impone.

Hasta el momento, tan solo una compañía de motocicletas proveniente de la República Checa ha competido durante una temporada completa en los Campeonatos del Mundo de motociclismo. Esa valiente empresa es FGR, un equipo que comenzó en los GP de 125 cm3 y debutó en Moto3 en 2012. Para la creación de la Midalu V6, FGR contó desde 2005 con el apoyo del Ministerio de Industria checo una vez estuviese listo el propulsor.

Para diseñar y construir el motor, se convocó un concurso para escoger de entre 45 candidatos

El desarrollo del bloque corrió a cargo de Miroslav Felgr y Oldrich Kreuz, que se encargaron de preparar el motor, y de Stanislav Hanuš, ganador del concurso y responsable de diseño de la FGR. El resultado es una motocicleta de fabricación 100 % local y artesanal que rebosa estilo con su brutal estética naked. La FGR Midalu V6 se hace por encargo, y el precio a pagar por esta máquina arranca en 120.000 euros.

FGR Midalu V6 2

El chasis multitubular acoge bajo el asiento del piloto el depósito de combustible, para centrar las masas y bajar el centro de gravedad. En el interior de este se halla el corazón, un V6 a 90 grados de 2.442 cm3. Pesa 107 kilos y es capaz de entregar 200 Nm de par motor y 240 CV de potencia de forma civilizada. El régimen máximo de giro se ha establecido en 8.500 RPM. No está hecha para correr en circuitos, pero apretar el acelerador al unísono que el sonido que emanan las seis salidas de escape se incrementa debe poner los pelos de punta.

Ayudado por un sistema de inyección Bosch, la FGR Midalu V6 consigue un consumo razonable, de 5 a 6 litros cada 100 kilómetros

Con una masa en seco de 262 kilos, es apenas 25 kilos más pesada que una Kawasaki N2. La parte de ciclo queda completada por elementos de primer nivel, como una suspensión completamente ajustable firmada por Öhlins y unos gigantescos discos de freno perforados cortesía de Brembo. Continuando con materiales de alta calidad, el basculante de aluminio con los nervios a la vista está hecho de aluminio mecanizado y numerosas piezas de fibra de carbono cubren la carrocería.

El cortísimo colín, el neumático de 200 mm de sección o la cúpula que rodea al faro son un claro guiño al disfrute individual de tiempos pasados. Al ser una moto diseñada bajo las demandas de los clientes, se pueden fabrican con un amplio abanico de accesorios y ajustar las cotas a las medidas y gustos del conductor. Bajo estas líneas, un vídeo promocional de la marca en su actualización de 2017.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.