Griptop, se acabaron las tapas de alcantarilla deslizante

Griptop, se acabaron las tapas de alcantarilla deslizante

Con este revestimiento, se soluciona una de las trampas para los motoristas


Tiempo de lectura: 2 min.

Cuando empiezas a desplazarte sobre dos ruedas, ya sea en una bicicleta o en una moto, hay concepto básicos en la conducción que debes aprender por tu seguridad. Hablamos sobre todo, qué puedes pisar y qué no debes tocar ni con un palo. Por ejemplo, la pintura y las tapas de alcantarilla. Para lo primero existe la pintura antideslizante (relativamente más cara), pero para lo segundo no nos suena que hubiese nada que realmente funcionara, al menos hasta la aparición de Griptop.

Griptop es un revestimiento desarrollado por Saint-Gobain PAM, subdivisión del conocido fabricante francés de cristales y lunas para automóvil, pero en este caso dedicada al mundo de las canalizaciones. Está desarrollado para cubrir la superficie de metal de las tapas de alcantarilla. De esta forma se evita que, cuando circulamos sobre ella, nuestras ruedas deslicen sobre el metal por la falta de agarre.

El recubrimiento va instalado sobre lo que podríamos denominar “el Ferrari de las tapas de alcantarilla”, el modelo Pamrex Clase D 400. Se trata de una tapa de registro abisagrada, resistente a tráfico pesado, con junta de goma para que la tapa no se mueva (y no moleste al ser golpeada por los coches, algo nada agradable por la noche). Sobre ella, se extiende una resina especial y ultra resistente a la que se adhiere una capa de áridos de tamaño y dureza seleccionado.

Pamrex Griptop detalle

Cuando la resina se seca, hace que los áridos permanezcan juntos y estos a su vez, formen una unión sólida con la propia tapa de la alcantarilla. De este modo, ya no hay una pérdida de adherencia al pasar del asfalto a la tapa metálica, aumentando enormemente la seguridad y minimizando las posibilidades de susto o accidente.

El producto Pamrex Griptop se ha desarrollado y puesto a prueba en laboratorio durante diez años, con el fin de comprobar su resistencia y durabilidad. También se han hecho pruebas en carretera, viendo así su comportamiento en un entorno real. Por ejemplo, en marzo de 2019 el ayuntamiento de la localidad francesa de Narbona, decidió instalar uno de estos sistemas en una alcantarilla situada en medio de una rotonda. Este es uno de los entornos de uso ideal, pero también en zonas de frenado de las ciudades (semáforos), cruces y curvas.

Pamrex Griptop instalado en Narbona

Pamrex Griptop instalado en Narbona

Como suele ocurrir, medios para mejorar la seguridad vial de los usuarios hay. Hay guardarraíles que no son guillotinas, hay pintura que no parece jabón, y ahora hay estas tapas de alcantarilla antideslizante Griptop. Solo falta que los ayuntamientos y encargados del diseño de las carreteras, piensen menos en llenarse los bolsillos y más en la seguridad de todos.

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
noname
Invitado
noname

“Solo falta que los ayuntamientos y encargados del diseño de las carreteras, piensen menos en llenarse los bolsillos y más en la seguridad de todos” …. pues vamos apañaos unamused

César
Invitado
César

Cualquier cambio, añadido o mejora en las infraestructuras lleva asociado el sobrecoste para llenarse los bolsillos.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablarán de velocidad y seguridad y sobre todo mujeres que aportarán información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!