Diez motos baratas de segunda mano para viajar

Diez motos baratas de segunda mano para viajar

Porque no hay que gastarse un pastizal para llegar muy lejos


Tiempo de lectura: 14 min.

Hoy os traemos una lista de diez motos baratas para viajar de segunda mano pero que son muy capaces y válidas a la hora de realizar largos trayectos sobre dos ruedas. Este es un tema que siempre suele salir a la palestra en las reuniones moteras: ¿Cuál es la mejor moto para viajar? Y para afinar un poco más el tiro: cuál es la mejor moto para viajar por Europa, occidente, el primer mundo, vamos. Bueno pues todos estaréis pensando más o menos lo mismo: La Honda Goldwing o la BMW K 1600 GT. Ya está, fin de la disquisición. Podemos irnos todos al bar.

No, en verdad no es todo tan sencillo. Bueno, si eres millonario sí, pero no es el caso. Toda esta reflexión surge porque el otro día estaba realizando un ejercicio de estos de imaginación que hago cuando me aburro. Consiste en abrir la página de Milanucios, a veces en combinación con Spritmonitor, y responder a una sencilla pregunta: ¿Qué moto me compraría para esto? Y el “esto” de la semana pasada era viajar por el viejo continente.

Y estuve dándole una buena pensada. La idea era encontrar el vehículo de dos ruedas óptimo para viajar muchos, muuuuuuchos kilómetros ya fuese a través de la península ibérica o, cuando el covid nos lo permita, por toda Europa. La moto que me llevaría a unas vacaciones por el valle del Loira, a recorrer la Toscana italiana o a la meca del motociclismo europeo: Cabo Norte.

Y además otra premisa básica de todo esto es que tenían que que ser motos baratas de segunda mano, lo más baratas posible pero que cumpliesen con los objetivos. Que me perdonen los anunciantes, pero siempre he sido de la opinión de que el dinero es mejor gastarlo en gasolina y ruedas que en comprar motos.

Honda Goldwing 2

Honda Goldwing, para cuando el dinero no es un problema

Pero bueno, volvamos a nuestro ejercicio conceptual. Imaginemos que no tenemos moto, o que tenemos la posibilidad de cambiar la nuestra y queremos escoger la mejor para viajar por Europa. Antes hablaba de los objetivos necesarios para esta tarea.

En mi opinión una moto para viajar tiene que ser necesariamente cómoda, aunque tampoco hay que obsesionarse con esto. Si nos permite hacer 500-700 km en un día sin llegar destrozados a nuestro destino, entonces es que ya tiene comodidad más que de sobra.

Y de este párrafo os voy a dar otro consejo metido aquí con calzador: la mejor moto para viajar es la que tenéis aparcada en el garaje, o en frente de casa. No andéis perdiendo el tiempo en las páginas de clasificados o visitando este o el otro concesionario de motos si ya tenéis una.

Coged el casco, la chupa y salid a ver mundo, que ahí fuera hay demasiada belleza y cosas interesantes por descubrir como para tener que suscribirse a la Netflix. Hay gente dando la vuelta al mundo en motos superdeportivas, otros lo hacen en motos de 49 cc y otros hasta lo hacen en bicicleta. No me digas que tú no vas a poder irte al país vecino por carreteritas en buen estado con la moto que tienes ahí abajo aparcada.

honda wave 110i 3

Hasta con una Honda Wave 110i se puede ir a los Alpes, pero puestos a elegir, mejor ir un poquito más holgados

Otra premisa importante es que tiene que ser un modelo con hechuras de moto grande, espaciosa, y con un chasis robusto que soporte el peso de tu equipaje o un posible acompañante, sin despeinarse ni sentir que eso va más sobrecargado que una Citroën C15 en un pueblo cualquiera de Castilla La Mancha.

Respecto a la potencia, aquí es donde más disparidad de opiniones vamos a encontrar. Yo os diría que con 50-70 CV, a poder ser bicilíndricos, ya hay suficiente establo como para circular a la misma velocidad que el resto de usuarios de la vía, subir puertos de montaña sin sentir que vas conduciendo un camión de pescado, y en general no sentirte torpe ni entorpecer a los demás.

Está claro que con 150 caballos vas mejor que con 50, y con 1.150 mejor todavía, pero aquí volvemos a lo mismo: buscamos un óptimo razonable, cumplir con los “requisitos” sin disparar demasiado las facturas, que lo importante, recordemos, es viajar y hacer kilómetros.

Por último habría que tener en cuenta los costes de uso. Queremos una moto que no nos desangre la cartera cada vez que la arrancamos. Una moto a la que le vamos a meter decenas de miles de kilómetros, por lo que cada céntimo ahorrado en cada kilómetro, al cabo del tiempo va a ser mucho dinero y podría significar la diferencia entre hacer un viaje más largo o más corto, o hacer más salidas y escapadas al año porque nos queda más remanente en la caja.

Suzuki V-Strom 650 XT 2021

Si quieres, con una Suzuki V-Strom 650 también puedes viajar con prisas

El consumo cuanto más bajo mejor, especialmente hoy en día con la gasolina rozando máximos históricos. Pero la física es tozuda y las motos grandes y potentes por más que nos empeñemos y por más que lo intenten los ingenieros… no gastan como una 125. Una cifra de referencia son 4 l /100 Km. Si nos acercamos a ese número es que ya vamos bien, y si conseguimos quedarnos por debajo, es que nuestra moto es una campeona del ahorro.

Entonces tenemos que encontrar una moto cómoda y grande para llevar todo el macuto, que tenga al menos 50 CV y que gaste la menor cantidad de gasolina posible, así como que sea fiable (hoy en día casi todas lo son) y tenga unos mantenimientos ajustados.

Y tenemos que encontrar la moto a la venta de segunda mano más barata que cumpla con todas esas premisas. Si meto todos esos factores a mi filtro mental, entonces empiezan a salir algunos modelos a la palestra. Vamos a ver qué opciones hay por ahí.

Prueba BMW F650 GS DAKAR 41

BMW F 650 GS (2004-2007)

El primer modelo que me viene a la mente es la BMW F 650 GS. Estamos buscando motos baratas para viajar, y esta se lleva la palma ya que hoy en día se puede comprar desde 2.000 euros, con un motor Rotax monocilíndrico más duro que una piedra y que en su revisión de 2004 apenas se conforma con 4,2 litros de gasolina por cada 100 kilómetros.

Es una moto ligera, lo cual suma puntos, y además se pueden encontrar bastantes unidades a la venta con el kit de maletas original de BMW, lo cual nos facilita mucho el tema del macuto. De una mala, en la industria aftermarket se pueden encontrar maletas de muy diversos tipos para este modelo. A fin de cuentas, toda GS que se precie tiene que ir con un buen par de cajas relucientes ahí atrás.

Pero no todo el monte es orégano. El monocilíndrico, sin desmerecer, es una mecánica un poco tranquila a la que no la gustan las prisas, y además, aunque vibra bastante poco, no gira igual de fino que un bicilíndrico. La otra pega que le encuentro a esta moto es que de carrocería es un poco pequeña, y puede quedarse algo escasa sobre todo si pensamos viajar a dúo. Aunque si vas a ir tú solo… hasta el fin del mundo y más allá, hermanito.

BMW F 700 GS 3

BMW F 650 GS Bicilíndrica, BMW F 700 GS y BMW F 800 GS

Como no quiero pangermanizar esta entrada, voy a juntar a estas en la misma categoría, ya que a fin de cuentas son variaciones del mismo armazón base.  Tenemos la BMW F 650 GS bicilíndrica. Tiene todo lo que le faltaba a la mono: motor más capaz y fino así como más espacio para las piernas. El problema es que nos vamos a 4.000 euros de precio. Luego salió la BMW F 700 GS que era el restyling de esta mejorando cosas aquí y allá, pero como es lógico aún más cara.

La BMW F 800 GS (es la misma moto pero con vitaminas). Pasa un poco lo mismo: mejora todo lo que le faltaba a la monocilíndrica, pero en este caso la tarifa ya vuela por encima de los 5.000 euros y a cambio nos llevamos un ciclo más enfocado en el offroad que siendo sinceros, poco provecho le íbamos a sacar en una Europa con cada vez más restricciones a la hora de pisar lo marrón.

El consumo de todas ellas ronda los 4,4 l/100 Km lo cual es bastante poco teniendo en cuenta su corazón de 800 cc, y en general son motos agradables de llevar, con una protección aerodinámica adecuada y subchasis recios a los que anclar una docena de topcases si quieres.

BMW F800 GT 5

BMW F 800 GT

Una pequeña gran olvidada en el catálogo bávaro. La BMW F 800 GT es la baby RT. A los alemanes se les ocurrió que hacer una moto de turismo más accesible que la bóxer tenía sentido, pero llegó en una época en la que todo el mundo estaba demandando trail para viajar, y las grandes GT parecían motos un poco aburridas y descafeinadas.

El cliente que busca esta opción más tradicional normalmente ya peina canas y no suele tener problemas ni estrecheces económicas, por lo que se iba a las BMW grandes, y la gente más joven y más viva que podía ser el comprador potencial de esta GT de gama media, se veía más atraído por el motociclismo “activo” de las trail. Vamos, que se vendieron “4”.

La idea es un poco similar a sus hermanas GS. Motor bicilíndrico con potencia de sobra (90 CV) y consumos de risa (4,2 l/100 Km). El gran carenado, la ergonomía relajada y un montón de chuches y equipamiento  facilitan el resto de aspectos. El problema, el de siempre, no son baratas de segunda mano y las pocas que hay a la venta arrancan en unos 4.500 euros.

Suzuki V-Strom 650 XT 2021

Suzuki DL 650 V-Strom

Desde luego, si decidiésemos con la cabeza y no con el corazón, diría que la Suzuki V-Strom 650 es la clara ganadora de esta lista de motos baratas para viajar . Yo escogería una unidad de segunda generación, de 2012 en adelante, sobre todo porque consume bastante menos que las anteriores, unos 4,4 l/100 Km.

La Suzuki V-Strom es una “plataforma de viaje” muy equilibrada. El bicilíndrico en V es conocido por su fiabilidad y por lo austero que es tanto en consumo como en mantenimientos. Con 70 CV ya hay más que de sobra, incluso para realizar cruceros a velocidades de “dudosa legalidad” y pasártelo bien en carreteras de curvas.

Por lo demás, la moto japonesa ofrece una gran habitabilidad. Es una moto larga en la que dos personas van cómodos y con un montón de opciones para colocar equipaje, ya sean maletas de aluminio, plástico o alforjas. Por último, el gran carenado frontal y la ergonomía relajada hacen que el viaje sea en primera clase.

Se pueden encontrar unidades en buen estado de conservación por unos 3.500 euros. Si el presupuesto no os llega para tanto, podéis mirar alguna de primera generación, que se venden por unos 1.000 euros menos, pero a costa de gastar sensiblemente más combustible (5,2 l/100 Km de media).

Honda Deauville 2

Honda NT 700 Deauville

Una moto un tanto olvidada en los últimos años, en parte por culpa de la fiebre trail. Le pasa un poco a lo mismo que a la BMW F 800 GT, son motos de turismo de media cilindrada, y es un segmento que no tiene prácticamente movimiento desde hace unos años.

La Honda NT 700 Deauville ofrece un plus de confort y de protección aerodinámica respecto a las otras opciones trail que hemos recogido. Ese carenado frontal superenvolvente tiene que ser una delicia a la hora de circular horas y horas a alta velocidad.

Por lo demás la Deauville ofrece un paquete tranquilo y sosegado. No es una moto de sensaciones fuertes sino de un cómodo y lento fluir por la carretera. Su motor bicilíndrico en V no es especialmente gastón, pero anda más cerca de los cinco litros que de los cuatro. Hay otras motos en esta lista que lo hacen mejor en cuanto a consumos.

El plus de la Deauville es la ya citada protección aerodinámica junto con un eje cardan que invita a hacer kilómetros como si no hubiera mañana y por último un par de maletas traseras que vienen de serie integradas en la carrocería, todo un lujo.

Mecánicamente va bien armada con 65 CV, aunque al ser una moto excesivamente pesada (257 kg lista para rodar) tampoco esperes unas aceleraciones fulgurantes. De segunda mano van en la linea del resto de integrantes de esta lista,  a partir de unos 3.000.

Si no tienes tanto dinero para gastar, su antecesora, la Honda NT 650 Deauville se puede encontrar por bastante menos, aunque al ser una mecánica de carburación… es una moto que me cueta un poco más recomendar.

Honda CB500X 3

Honda CB 500 X

La Honda CB 500 X es una moto que tradicionalmente siempre ha mantenido un altísimo valor de reventa, aunque ahora, en 2021, empezamos a encontrar algunas unidades, especialmente las de primera generación de 2014, a precios… aceptables.

La Honda CB 500 X es una moto muy polivalente. Te vale tanto para ir todos los días a comprar el pan como para hacer curvitas el fin de semana en tu puerto de montaña de referencia como para a bajarte a Senegal con ella.

Su motor bicilíndrico es un prodigio de finura, fiabilidad y consumo, con medias que rondan los 3,5 l/100 Km. Tiene 48 CV por lo que no va a asustar a nadie, pero son suficientes como para moverte por carretera y autovía con total solvencia. Además, sus 192 Kg lista para rodar ayudan a que el establo cunda más.

Quizá es una moto un poco pequeña para lo que consideramos “moto de viaje”. La protección aerodinámica es justita, y si viajas a dúo os va a tocar ir bien juntitos. Sin embargo, eso hace que sea un conjunto más ágil y juguetón en carreteras de curvas así como explorando los centros de las ciudades. Además, la industria aftermarket tiene un montón de chucherías y extras para completar y personalizar la moto a tu gusto, ya que de fábrica viene un poco pelada.

Kawasaki ER 6F 2009 1

Kawasaki Versys 650 y Kawasaki ER-6f

Otro par de motos baratas y buenas para viajar son estas hermanas de Akashi. Su gran baza es el precio. Se pueden encontrar unidades de 2008 de segunda mano por unos 2.200 – 2.700 euros, dependiendo de su estado y kilometraje. La Kawasaky Versys 650 es un poco más barata ya que su estética, con ese faro frontal, era más difícil de digerir.

El motor bicilíndrico de 650 cc de Kawasaki es otra institución dentro del mundillo. Se lleva vendiendo durante décadas, y sus orígenes se remontan a a Kawasaki GPZ 500, allá por los años 80. No osbtante, convenientemente actualizado y modernizado, es una mecánica que destaca por su brío a bajas vueltas así como por su fiabilidad rocosa. El consumo es un poco menos brillante, y las medias, en ambas motos, se sitúan en unos 4,8 l/100 Km.

kawasaki versys 2007 4

Las Kawasaki son motos más pequeñas y juguetonas, con un planteamiento más ágil y sport que el resto de trails y touring de esta lista. Sin embargo, son lo suficientemente cómodas como para realziar viajes con ellas, especialmetne si eres tirando a joven y te gustan las motos con un extra de dinamismo y picante.

Sin embargo, algo a tener en cuenta es el equipamiento. Mirad bien antes de decidiros por una si podéis colocarle este o ese juego de maletas que estábais pensando, ya que al ser motos menos touring, la industria auxiliar no se ha volcado tanto con ellas en este aspecto.

Y con esta pareja de kawas acabamos nuestra recopilación. No están todas las que son, pero sí son todas las que están. Si tenéis en mente algún modelo que me haya dejado en el tintero, por favor, indicadlo abajo en los comentarios, que estas cosas me interesan.

Este reportaje ha sido realizado gracias a las aportaciones de los miembros de nuestra comunidad a través de Patreon. Así podemos seguir realizando periodismo de motor de calidad sin depender de los ingresos publicitarios. Puedes ayudarnos a partir de 1 euro al mes.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Sanaa Mokaddam