Menu

Moto del día: Suzuki Freewind 650

La sencillez como bandera del trail más puro

Moto del día: Suzuki Freewind 650

La Suzuki Freewind 650 es un buen ejemplo de lo que eran las trail en los años 90. Por aquel entonces la norma eran modelos monocilíndricos de entorno a 650 cc de motor y potencias que por lo general no superaban los 50 CV. Estamos hablando de motos más sencillas y sobre todo ligeras de lo que entendemos hoy en día por una trail.

Estaban la BMW F 650, la Honda NX 650 Dominator, la Kawasaki KLR 650, la Yamaha XT 600 Ténéré y nuestra protagonista de hoy. La Suzuki Freewind 650 es de las más asfálticas de esa lista junto con la BMW, mientras que la Dominator, la KLR y la Ténéré eran auténticas motos de doble propósito que se atrevían hasta con los terrenos más embarrados.

Esto no era malo. El hecho de que hubiera tantas trail para elegir suponía que el cliente al final siempre tenía un vehículo que cubriese bastante bien sus necesidades individuales. Como decimos, la Freewind es una moto eminentemente asfáltica que funciona muy bien en zonas reviradas y curvas cerradas gracias a su bajo peso y a su corta distancia entre ejes. En ciudad también trabaja adecuadamente gracias a esas dos características, y si a eso le sumamos la sencillez de su mecánica, estamos ante una moto muy buena para la rutina y el día a día.

Suzuki Freewind 650 4

Mecánicamente la Suzuki Freewind 650 destaca por su motor monocilíndrico refrigerado por aire. Es poco habitual empelar este esquema de refrigeración en cilindradas que ya empiezan a ser elevadas. Sin embargo, todo está bien pensado y dimensionado , y no se conocen fallos endémicos o problemas de fiabilidad debidos al sobre calentamiento, al contrario.

El consumo ronda los 5,2 l/100 km. Es un poco elevado si tenemos en cuenta el peso y las prestaciones de la moto, pero anda en la linea de sus competidoras como la Ténéré y la Dominator, y desde luego consume bastante menos que la Kawasaki KLR 650. Sí que es verdad que en año 2000 BMW actualizaría su F 650 GS y las barrería a todas en este aspecto gracias a su motor Rotax de inyección.

Al estar refrigerada por aire, esta mecánica es bastante más sencilla al ahorrarse componentes como el radiador, vaso de expansión, bomba de agua, termostato, conductos… todo es más simple, pero también más ligero, una cualidad sumamente importante en aquellas trail de los años 90 y que desgraciadamente se ha ido perdiendo con el paso del tiempo.

Suzuki Freewind 650 3

La Suzuki Freewind 650 pesaba sólo 162 kg en seco, y entre eso y su sencillez, es una moto condenadamente buena para realizar aventuras por parajes remotos, ya que es fácil de reparar, y si te caes al suelo con ella no tendrás que deslomarte para volver a ponerla en pie.

Un poco más arriba comento que es una moto tirando a asfáltica, en parte por la rueda delantera de 19 pulgadas en vez de 21 y también por sus suspensiones que, teniendo más recorrido que las motos de calle, no llegan al nivel de otras propuestas más radicales. Se conforma con 170 mm en el tren delantero y unos escasos 140 mm en el eje posterior. Aun así tiene una agilidad por lo marrón que ya querría más de una maxi trail actual.

Desgraciadamente, la Suzuki Freewind nunca tuvo mucho éxito, y hoy en día son un rara avis en nuestras carreteras. Los de Hammamatsu descatalogaron el modelo en 2003 y volvieron a probar suerte un año más tarde con la Suzuki DL 650 V-Strom, y esa sí que fue todo un bombazo.

Suzuki Freewind 650 2
COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Yo que soy un «raro», entre las monos trail de la segunda mitad de los 90 siempre fue mi favorita, aunque por aquí la conocemos «cuatro», me parece más bonita que otras, aunque esto es muy subjetivo, fiable y como curiosidad, su cuadro era completamente digital si la memoria no me falla, algo muy curioso por aquel entonces y más en una moto «economica».

Emi
Invitado
Emi

Mi freewind…la he tratado duramente en aventuras sin límites. Me sigue siendo fiel y yo a ella después de veinte años, ningún problema serio despues de múltiples caidas. Ahora, estoy cumpliendo la promesa de «solo por carretera» mi amor…los caminos y pistas forestales quedaron atrás. Tiene que ser más que «rara avis» en estos veinte años….solo he visto la mía.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.