Moto del día: Motoruota

Moto del día: Motoruota

La moto de una rueda


Tiempo de lectura: 2 min.

Por lo general una moto tiene dos ruedas, un manillar y un motor en el centro, aunque ya hemos visto en el pasado trikes, y actualmente triciclos y cuadriciclos. Pero hoy traemos una moto con volante y una sola rueda: la Motoruota.

Podría discutirse que no sea una moto, pero se parece más que a un coche, así que la denominaremos así. La que veis en la foto es la Motoruota, un modelo creado por la compañia del mismo nombre que fue fundada por Davide Cislaghi, un italiano que se dedicaba a ser electricista en Milán para ganarse el pan. Era un caballero inquieto que allá por 1923 se le ocurrió que sería buena idea innovar y crear una motocicleta diferente. Y eso hizo creando un prototipo muy rudimentario.

Un año más tarde perfeccionó la moto de una sola rueda, y la patentó en Francia en 1924 junto a Giuseppe Govetosa. En la patente se explica el mecanismo de inclinación, la dirección, los rodamientos, la rueda y el motor monocilíndrico.

Se cree que hubo varias versiones de la Motoruota, una de ellas con una rueda de 1,45 m y un motor monocilíndrico de 175 cm3 y otra versión con rueda de 1,70 m y motor de 350 cm3, proveniente del fabricante italiano de motocicletas Garelli. La foto que vemos es la de un ingeniero suizo llamado Gerdes y fue hecha en Arles, Francia, cuando intentaba probar la robustez de la Motoruota en su camino hacia España.

La compañía parece ser que no vendió muchas “monocicletas” y se pierde su pista en 1933. Esta no fue la primera moto de una sola rueda ni la última en surgir. Actualmente se puede encontrar algún fabricante como Atom Anable Monowheels, un fabricante inglés dirigido por Tom Anable. Si queréis aprender más sobre todas las motos de una sola rueda, os dejo una página de diseño nefasto, pero de información muy completa creada por Douglas Self.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.