Moto del día: Kawasaki ZZR 1100

Moto del día: Kawasaki ZZR 1100

La moto que ganó una carrera contra el AVE


Tiempo de lectura: 4 min.

Hoy nuestra protagonista es la Kawasaki ZZR 1100, una viajera de altos vuelos que en 1990, cuando se presentó, era la moto de producción más veloz sobre la faz de la tierra, con una máxima de 305 km/h. Pero ese no es el único híto en su historial.

A un nivel más nacional, en 1992 en plena fiebre de la alta velocidad, esta moto ganó en una carrera de Madrid hasta Sevilla al todopoderoso AVE, una hazaña que recogió la revista Motociclismo en sus páginas de la época. Con semejánte currículum os podéis imaginar que esta moto estaba destinada a todos aquellos fanáticos de ir rápido, sobre todo en línea recta.

La moto recibió una actualización en 1993, donde se renovó la estética del modelo y los carenados para darles un aire más dinámico y actual. Algunas partes de la mecánica también mejoraron. Destaca del modelo original de 1990 la incoporación del ram air, una primicia a nivel mundial en una moto de calle y que en el rediseño de 1993 pasó a ser un doble ram air.

Kawasaki ZZ R1100 4

El ram air es una entrada de aire por debajo del faro

A nivel ténico, exceptuando la novedad de la admisión forzada a alta velocidad, la Kawasaki ZZR 1100 no era una moto especialmente rompedora ni avanzada. Montaba un tetracilíndrico de 1.100 cm3 refrigerado por agua con 16 válvulas. Su potencia máxima llegaba hasta los 147 CV a 10.500 vueltas.

Kawasaki fue de las primeras en empezar esa escalada de potencia a base de subir revoluciones y fabricar motores más puntiagudos, ya lo demostraron el mismo año de presentación de la ZZR 1100 cuando también presentaron la Kawasaki ZZR 600, la primera moto de 600 de producción que alcanzó los 100 CV de potencia.

En el apartado ciclo recurría a las típicas soluciones de la época: chasis de doble viga, horquilla delantera convencional, y doble disco de freno con pinzas axiales de cuatro pistones. Donde destacaba la ZZR era en sus formas y dimensiones.

Kawasaki ZZ R1100 3

Era una moto larga y baja, y su carenado integral tenía unas formas redondeadas, naturales y fluidas; por lo que la penetración aerodinámica era de lo mejorcito que había en aquella época y gracias a lo cual podía alcanzar velocidades de infarto con «solo» 147 CV. Si la velocidad máxima os asusta, la aceleración es aún más sorprendente puesto que pasaba de 0 a 100 km/h en unos infinitesimales 2,8 segundos.

Esta moto es el vivo recuerdo de una época pasada que algunos considerarán mejor y otros peor, pero que en resumen es la época en la que «se podía» -seguía sin ser legal- correr por las carretas españolas sin ser poco menos que un diablo, un asesino o un delincuente. Cómo cambia la percepción de la sociedad ante determinados comportamientos en tan solo un puñado de años.

La historia, logicamente, ha tratado muy mal a este tipo de motocicletas, las sport turismo, puesto que hoy en día no tiene sentido comprar vehículos que están pensados para viajar por autovía a velocidades de infarto salvo en Alemania. Aunque gracias a esto, quizá se han creado nuevos segmentos como el de las trail asfálticas.

Kawasaki ZZ R1100 5

Kawasaki ZZR 1100 de 1993. Destaca el doble ram air por debajo del faro frontal

Volviendo a la Kawasaki ZZR 1100, ya os podéis imaginar que era una moto para correr en línea recta y hacer curvas a alta velocidad, pero que se atragantaba con las carreteras reviradas y la jungla urbana. Su larga distancia entre ejes y su peso de 250 kg en orden de marcha no hacían de ella un conjunto especialmente ágil.

Como puntos positivos cabe destacar su buen nivel de confort pese a las prestaciones de infarto que ofrecía. El carenado protege muy bien de las inclemencias del tiempo mientras que la postura no era excesivamente inclinada gracias a un semi manillar en posición elevada.

Destacaba también por su cómodo asiento de una pieza, que acogía con gusto tanto a uno como a dos pasajeros. En el colín los ganchos porta equpaje así como el asa para el paquete hacían la vida a bordo más fácil.

ZZR 1100 2

Hoy en día plantearse adquirir esta moto no tiene mucho sentido, salvo que te guste por una cuestión sentimental o nostálgica. Los consumos son bastante elevados, de entorno a 6,5-7 l/100 km mientras que el tetracilíndrico de carburación tiene un mantenimiento muy laborioso y cada cortos intervalos de kilometraje. Esto no es algo particular de este modelo sino de la mayoría de tetras de altas prestaciones de la época.

De segunda mano ya cotizan como clásicas. En el mercado puedes encontrarte de todo: desde unidades hechas polvo de la primera serie por poco más de 1.000 euros hasta motos bien conservadas de la segunda serie y que respetan la originalidad del modelo por precios que oscilan entre 3.000 y 4.000 euros. De todas formas no quedan muchas unidades a la venta. Si os gusta el concepto, es más fácil pensar en su hermana de 600.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

7
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Germán M.H.
Invitado
Germán M.H.

Recuerdo ese reportaje de Motociclismo. Era yo un chaval de 15 años y la verdad es que sentó el precedente de lo que son hoy en día las Sport Turismo hiperrapidas que hay.
Una moda que no tiene mucho sentido hoy día, pero que son maravillas tecnológicas que toda marca ha de tener en su catálogo.
No se necesita tanto para pasarlo bien sobre una moto.

Javier Costas Franco
Invitado

Un reportaje como ese sería impensable a día de hoy, al probador le acusarían de un delito contra la seguridad del tráfico. Como tuvo que parar a repostar más de una vez, es que tuvo que ir a tope gran parte del trayecto, pues el AVE solo hacía ¿3? paradas y más cortas.

Germán M.H.
Invitado
Germán M.H.

Recuerdo que luego, probando una moto en EEUU, no recuerdo si la ZZR o la CBR 1000 XX, lo trincó la Highway Patrol y lo llevó detenido.
Lo contaron todo en otro artículo.
Al probador le llevaron calzoncillos limpios al salir, del miedo que pasó.

Javier Costas Franco
Invitado

Manda huevos hacer eso en EEUU… Ahora también le meterían en la cárcel en España, durante horas, luego le soltarían en libertad con cargos y a la espera de juicio.

Germán M.H.
Invitado
Germán M.H.

Las dos portadas. De lo mejor en relatos de motor.
Augusto Moreno de Carlos y el difunto Cesar Agüi eran los probadores en esa época.comment image

Germán M.H.
Invitado
Germán M.H.

Como bien dices, eran otros tiempos. Hoy día es inconcebible que un profesional haga apología de este tipo de actitudes en una prueba de un vehículo, ya sea coche o moto. Ha cambiado la forma de hacer periodismo. Han pasado 20 años o más.
A mí sí embargo, me gustaba mucho cómo abordaban los artículos, la narrativa que usaban y las opiniones personales que daban.
Eran otros tiempos.

victormanuel
Invitado
victormanuel

Aun quedan unidades de la 90 c1 en buen estado de hecho tengo una que no vendería por nada conservada al dia de todo y solo 60.000 km ….puto avion cómoda y muy estable en carretera aun hoy da guerra a cualquier maquina moderna

thumbnail_IMG_20200126_233811.jpg


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.