POIMO, el scooter eléctrico hinchable que te puedes llevar donde quieras

POIMO, el scooter eléctrico hinchable que te puedes llevar donde quieras

Está desarrollado por un equipo de estudiantes de la Universidad de Tokio


Tiempo de lectura: 2 min.

¿Os acordáis de la película de Disney, ‘Big Hero 6‘? Su protagonista, Baymax, era un personaje de lo más blandito. Pues resulta que tomando esta idea, un grupo de estudiantes de la Universidad de Tokio han creado un scooter eléctrico que se puede hinchar y deshinchar para transportar. Pensado como un vehículo de movilidad personal, el POIMO es cuanto menos curioso.

Lo primero es aclarar por qué lo han llamado POIMO. Se trata del acrónimo de Portable and Inflatable Mobility, es decir, Movilidad Portátil e Hinchable. El algo así como la evolución de la Honda Motocompo versión 2.0, porque es más ligera y ocupa mucho menos espacio. Es parte del proyecto Soft Mobility en el que se buscan soluciones alternativas de movilidad, todos con el denominador común de que se pueden hinchar para utilizar y deshinchar para que ocupen poco espacio. Las sillas de ruedas ya no parecen tal sino un cómodo sillón con ruedas.

POIMO

El POIMO está fabricado en TPU (poliuretano termoplástico), con las diferentes partes pegadas o cosidas según las necesidades. Es capaz de transportar a un adulto de hasta 80 kg, aunque al estar en fase de prototipo, no han querido hablar ni de potencia ni de autonomía ya que siguen trabajando en una versión mejorada. Sin contar el compresor eléctrico, la estructura pesa 2,3 kg mientras que la batería, las ruedas y el resto de elementos pesan aproximadamente 5,5 kg.

Su funcionamiento es de lo más sencillo ya que una vez se extrae de la bolsa y con el compresor conectado a la corriente, este se hincha en unos pocos segundos. La presión recomendada de funcionamiento es de aproximadamente 0,70 bar, siendo posible alcanzarlo también con una bomba manual en poco más de un minuto de esfuerzo. Por alguna extraña razón me ha venido a la mente la típica imagen del padre en la playa dándole al pedal mientras su hijo se impacienta a la espera de ver como su hinchable cobra consistencia.

En el siguiente vídeo podéis ver como funciona. Al tratarse de una estructura hinchable, esta puede inclinar ligeramente a la hora de hacer los giros. Algunos lo verán como una aberración, sobre todo por que tiene cuatro ruedas pero otros, como un paso más en el camino hacia una movilidad diferente a la que estamos acostumbrado.

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado