Moto del día: Suzuki DR 350 S

Moto del día: Suzuki DR 350 S

Una moto dura, para hacer enduro


Tiempo de lectura: 2 min.

La Suzuki DR350S nació en 1990 como una moto versátil para hacer rutas fuera de la carretera. Fue tal el éxito de este modelo, que Suzuki lo ha continuado a lo largo de los años con diferentes versiones, que llegaron hasta 2001, un total de 11 años en el mercado. Si lo tuyo era pegar saltos por el campo en esta época, con esta moto tenías la diversión garantizada.

Tal como la vemos puede parecer una trail, pero no lo es. Aunque obviamente puede circular por la carretera, sus ruedas de tacos y su suspensión blanda y de largo recorrido están más cómodos por los caminos de cabras, la montaña o el barro. Por tanto no es una polivalente, sino una moto concebida por y para el campo.

Diseñada con la ayuda de expertos pilotos como Al Baker, piloto norteamericano de motocross, esta DR350S tenía un motor monocilíndrico de cuatro tiempos de 349 cm3 refrigerado por aire/aceite, mismo sistema de refrigeración que la GSX-R, que llegaba a los 30 CV a 8.000 rpm, llevando la potencia a la rueda trasera por cadena con ayuda de su cambio de seis marchas. Medía 2.235 mm de largo, 885 mm de ancho y el asiento estaba a una altura considerable de 890 mm. Su batalla corta de 1.440 mm le daba la agilidad necesaria para afrontar las curvas más cerradas. Gracias a su relativa ligeraza, marcaba en báscula 130 kg, lo que la convertía en una moto relativamente manejable.

A lo largo del tiempo fue variando su denominación, perdiendo la “S”, ganando una “R” o las letras “SE”, como apellido al nombre DR350, dependiendo del año. Con un precio inicial que rondaba los 3.000 euros de la época, no se puede decir que fuese una moto barata, pero su precio tampoco era nada exagerado para lo que ofrecía. Si querías irte al campo a pasar un rato divertido, esta Suzuki era tu compañera perfecta.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Juaco
Invitado
Juaco

Hombre, yo creo que era una trail trail, al igual que la Yamaha XT350. Decir que era para andar pegando saltos me parece exagerao.
Las motos de enduro andaban por los 100-105 kg, y en aquella época debían ser todas de 2 tiempos.
Ahora, si lo comparas con lo que ahora llaman trail, pues tienes toda la razón.
Recientemente he visto a un youtuber que se ha comprado una Dominator para hacer el cabra, cuando en su época la Dominator era la más asfáltica de las grandes monocilíndricas …

Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

Hola Juaco. Ya sabes que categorizar una moto es bastante complicado, pero personalmente la veo más cercana a una RMZ de motocross, que a una V-Strom, sin salirnos de Suzuki. Es verdad que el concepto trail ahora es equivalente a un SUV en cuatro ruedas, y esta es más como un todoterreno, aunque no llevado al extremo.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez