Menu

Moto del día: BMW R7

Art decó hecho moto

Moto del día: BMW R7

La moto de hoy es una de esas joyas que nunca han rodado en las carreteras y se ha quedado en prototipo. Pero debido a su rareza y belleza, merece al menos una reseña. Hablamos de la BMW R7, un prototipo del año 1934 cuando la corriente artística art decó se expandía con fuerza. El ideólogo de este prototipo se llamaba Alfred Böning, y quiso realizar una obra de arte sobre dos ruedas. Y vaya si lo consiguió. Unos pocos años más tarde, estalló la SGM, y BMW abandonó la idea de este prototipo en favor de la fabricación de equipo militar, como se exigía en aquellos años.

El diseño fue rompedor para la época, empleando soluciones que hasta entonces eran el no va más. Por ejemplo, el depósito de gasolina no estaba montado sobre el chasis, como es habitual, sino que estaba escondido bajo los elementos del carenado exterior. En la parte superior, albergaba el indicador de presión de aceite en medio de la superficie cromada y al lado estaba situada la palanca manual de cambio de marchas con posiciones en “H”, igual que en los coches de la época. Por primera vez en una moto BMW, se incorporó una horquilla telescópica delantera, mientras el velocímetro se situaba encima del faro. El motor de esta belleza fue realizado por Leonhard Ischinger, alumbrando un bicilíndrico bóxer de 800 cm3, que suponemos movería con soltura la moto.

Se encontró un prototipo de esta moto en 2005 en muy malas condiciones, pero BMW Classic decidió restaurarlo, y devolverle el esplendor de antaño, gracias a los planos que se encontraban en el archivo. Hubo que fabricar bastantes elementos desde cero, pero el resultado mereció la pena. Si queréis ver como quedó la restauración, podéis echar un ojo al siguiente video.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.