Moto del día: Derbi Scoot

Moto del día: Derbi Scoot

No fue el primer scooter de Derbi, pero sí el primero que sería un éxito


Tiempo de lectura: 3 min.

La marca española Derbi, además de haber cosechado el éxito en competición, también fue una de las marcas españolas más importantes. Uno de sus modelos más conocidos entres los jóvenes fue el Derbi Variant, pero casi en la misma época también tuvo un notable éxito con un scooter, un vehículo no demasiado popular en aquellos años. El Derbi Scoot, que llegaría a principios de los años 80, no fue el primer modelo de este tipo para Derbi, pero sí con el que cosecharía un notable éxito. Sobre todo en el modelo de 49 cc, y algo menos con su hermano mayor, que cubicaba 74 cc. Y eso a pesar de que realmente era un lobo con piel de cordero.

El Derbi Scoot se presenta en septiembre de 1982. Es uno de los primeros modelos en utilizar el nuevo motor de Derbi, desarrollado para que puede cubrir tanto las necesidades de los motores de 49 cc como los de 80 cc. Este motor también estaba preparado para que, en caso de utilizar una caja de cambios, pueda montar de cuatro a seis velocidades en función de las necesidades y las normativas. Es España se lanzaría en versión de 49 cc y 74 cc, mientras que en Europa saldría en 80 cc y sin pedales, como ya estaba permitido en Francia.

Los intentos hasta ese momento por parte de Derbi, a la hora de lanzar un scooter, fueron infructuosos. El primero fue el Derbi Scooter Masculino, que no dejaba de ser una Derbi 98 (o una 125) de mediados de los 50, con una carrocería completa. Volvería a intentarlo a finales de los 60, con el Derbi Scootmatic, ya con un diseño más cercano a los scooter, pues la parte central estaba abierta. Tanto uno como otro no tuvieron mucho éxito en el mercado.

Derbi Variant Scoot

Imagen de catálogo de EEUU de Derbi Variant (izda., centro) y Scoot (dcha.)

Pero dicen que a la tercera va la vencida, y el honor le fue concedido al Derbi Scoot. Sobre un chasis monocasco de acero se ancla el nuevo motor, compartido con el Derbi Variant. En el caso de la versión de 74 cc, el cilindro de dos tiempos cubica realmente 74,6 cc (cotas internas de 47×43 mm). La refrigeración es por aire, cuenta con una relación de compresión de 10,5:1 y es capaz de entregar una potencia máxima de 6,2 CV a 6.200 RPM, con una alimentación por carburador Zenith de 17 mm. La velocidad máxima declarada era de 75 km/h.

Se vendía en varias versiones. Estaba la básica, luego la que ofrecía arranque eléctrico y, por último, la versión más equipada que sumaba los intermitentes y un segundo retrovisor. En todas era común la horquilla convencional, el doble amortiguador trasero y los frenos de tambor en ambos ejes. Las llantas era muy pequeñas, de solamente 10″ de diámetro, y montaba neumáticos de 3,5″.

Llamaba la atención el completísimo cuadro de instrumentos. Mostraba lógicamente la velocidad y los habituales testigos, pero incluía un indicador del nivel de combustible y también un “económetro”. Mediante una escala de colores, nos indicaba si estábamos realizando una conducción económica o no. Como veis, la conciencia ecológica no es un invento moderno.

El Derbi Scoot estuvo en fabricación desde 1983 a 1988, en ambas cilindradas. Como dato curioso, la versión “pelada” costaba 109.900 pesetas, mientras que la más cara, unas 121.900 ptas. En aquella misma época, un Derbi Variant andaba entorno a las 68.000 pesetas, casi la mitad. Hoy en día se puede encontrar a la venta aproximadamente entre los 500 y los 1.000 euros (versión de 74 cc), dependiendo del estado.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Derbi Scoot 74 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

6
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Carlos Espada
Invitado
Carlos Espada

Tengo una exactamente igual ,totalmente restaurada la que no llevaba intermitentes y arranque electrico es una joya

cacho_perro
Invitado
cacho_perro

Aaaah, qué recuerdos… la versión DS50 fue mi primera “cosa” con 2 ruedas, estuvo muchos años rondando por la familia… la recuerdo con cariño aunque si os soy sincero en el fondo no la echo mucho de menos: era muy tosca, ruidosa, el embrague era pésimo (se le atragantaban las salidas de semáforo y sobre todo las cuestas), costaba bastante arrancarla por las mañanas (starter manual chusco) y necesitaba mantenimiento constante: cables que se partían, bujía que se perlaba o mojaba, engrasar y estirar cadena, carburar, ajustar ralentí, limpiar carbonilla en el escape, etc. Y la peste a humareda te… Leer más »

roberto
Invitado
roberto

A lo mejor no era su momento. quizás a partir de 1990 hubiese cuajado más por el boom del scooter. Forma parte de nuestra historia . yo en su época la veia como una moto de chica o como mucho de alguien pijo. El vespino y la derbi variant era lo que se llevaba en la ciudad junto con la mobylette en los pueblos. Todo lo que fuera estéticamente más abultado que un vespino o derbi variant no molaba. En mi pueblo la tenían gente mayor, los chavales estaban modificando más otros ciclomotores para correr más. Solo con que hubiesen… Leer más »

cacho_perro
Invitado
cacho_perro

No creas, el problema que le vi yo a la Derbi Scoot es que se quedó un poco en tierra de nadie… demasiado tosca para su precio (mal de muchas motos españolas) y la gente o bien prefería ir su hermana más barata DS50 y trucarla en todo caso, o se iba a otra cosa mejor…. pero la cuestión es que no ofrecía ninguna ventaja con respecto a su “prima” Variant más allá de su carrocería… recuerdo además una comparativa con la Suzuki Lido 75 que era la propuesta japo ochentera principal de la época para esa cilindrada y le… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.