Moto del día: Tamarit Jade 100

Moto del día: Tamarit Jade 100

Con esta magnífica personalización, la alicantina Tamarit celebra sus cien trabajos sobre base Triumph


Tiempo de lectura: 4 min.

Aunque esta es una publicación sobre motociclismo vamos a hacer una licencia a las cuatro ruedas basándonos en aquello de “ los placeres no son excluyentes “. Pues bien, si se es algo aficionado al mundo que rodea a los Porsche clásicos seguro que se tendrá en mente a la marca Singer. El preparador norteamericano que, de cada intervención sobre éste o aquel 911, consigue aparecer en la plana mayor de la prensa especializada. Eso sí, justificadamente. Ya que sus creaciones derrochan una indudable pericia mecánica. Envuelta además en la cuidada estética y calidad de acabados con la que ha conseguido hacerse un hueco de honor entre los preparadores internacionales. Algo muy similar a lo que desde el pasado 2015 viene haciendo Tamarit con sus creaciones artesanales sobre base Triumph.

Además, dado que somos una cabecera en habla hispana debemos recalcar una característica de esta empresa. Y es que, lejos de ubicarse en Santa Mónica o Milán, Tamarit se encuentra en la ciudad alicantina de Elche. De esta forma, estamos hablando de un taller español fundado por dos socios que, en tan sólo siete años, ha conquistado las mejores y más altas referencias en el mundo de las motocicletas personalizadas. Todo gracias a una entregada labor artesanal usando materiales y técnicas de última generación para dar un atractivo toque retro a sus diseños. Concretamente a los 100 que acaban de cumplir con la Tamarit Jade.

Llamada así por su color basado en los tonos de este silicato, con el cual han coronado a esta nueva pieza única que, contradiciendo lo que ha sido normal en ellos, no se trata de un encargo sino de una apuesta propia de Tamarit. De esta manera, desean conmemorar las 100 motocicletas únicas que ya jalonan su historial. Habiendo acordado con la prestigiosa casa de subastas francesa Artcurial la subasta de esta Tamarit Jade en el marco del próximo Retromobile en París. Una pista incontestable sobre el nivel en el que se mueve esta marca, la cual ha usado una Triumph Thruxton 900 como base para el nivel de excelencia desplegado en ésta su última creación.

tamarit jade (3)

Tamarit Jade, la celebración de la excelencia

Cuando se lanzó en el 2004 quedó perfectamente claro que la Triumph Thruxton era una motocicleta para mitómanos. De hecho, su propio punto de partida ya es uno de esos modelos con amplia historia y personalidad capaces de seguir seduciendo al mercado aún pasen los años. Hablamos de la Bonneville T120, que con su bicilíndrico en paralelo, su bastidor de cuna y su reconocible estética retrotrae al primer vistazo hasta los tiempos más clásicos y definitorios del fabricante británico.

Sobre ella, la Thruxton daba un poco más de prestaciones con una cilindrada que se amplió de los 790 cm3 a los 865 cm3. De esta forma la potencia quedó en 68 CV a 7.250 rpm, sirviendo para los intereses de pilotos tanto ocasionales como diarios con ganas de llevar entre las piernas una montura de claro tributo clásico y cierto recuerdo a las café racer de los años cincuenta y sesenta. De hecho, la propia Thruxton es un homenaje nada velado a una escasa motocicleta de competición lanzada por Triumph en 1965.

Pues bien, usando esta base que ya de por sí destila estilo retro, la alicantina Tamarit ha creado a la Jade yendo varios pasos más allá. Para empezar está la cuestión del motor. Mejorado en válvulas y cigüeñal, éste ha sido completamente montado y desmontado para ofrecer el mejor resultado posible. Además, hay que señalar el sonido logrado. Fruto de la carburación, sonando verdaderamente clásico para rendir así un excelente homenaje a las motocicletas de competición más añejas. Como si estuvieras en el TT de la Isla de Man el año en que Honda apareció con la RC142.

tamarit jade (2)

Respecto a la amortiguación, destaca el basculante prolongado en 15 centímetros para logar así una rebaja en la altura de la Tamarit Jade. Otra de las sutilezas de esta creación, la cual esconde dentro del chasis el sistema de refrigeración. También hay que señalar la cúpula de metacrilato y el diseño de una nueva y lograda quilla. Todo ello rematado con el asiento flotante delicadamente trabajado en piel. En suma, imposible no fijarse en las cualidades y aspecto de esta montura donde se han empleado unas 640 horas de trabajo. Sencillamente una obra de arte donde la icónica motocicleta británica llega a nuevas cotas gracias a la artesanía desarrollada en Elche. Estaremos atentos a más y nuevas creaciones salidas del taller de Tamarit.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea