Si resbalo con la moto en lluvia, ¿me cubre el seguro?

Si resbalo con la moto en lluvia, ¿me cubre el seguro?

Es importante saber qué coberturas tiene el seguro contratado


Tiempo de lectura: 3 min.

Seguramente en alguna ocasión nos hemos planteado qué es lo que podría ocurrir si sufrimos un accidente debido a la lluvia. Es más frecuente de lo que parece, y simplemente un charco del que no nos hemos percatado, o una marca vial con pintura deslizante, puede hacer que acabemos con nuestros huesos en el asfalto y nuestra preciada moto dañada. No hace mucho os dimos unos interesantes consejos para sobrevivir al invierno, pero también es importante responder a la pregunta siguiente: ¿me cubre el seguro si sufro una caída en lluvia?

La respuesta corta es, depende, y muchos ya os habréis imaginado que el motivo de que se haga cargo o no el seguro vendrá en función de las coberturas que tengamos contratadas. Así, en función de si es un seguro básico o uno a todo riesgo más completo, la compañía se hará cargo desde las posibles lesiones que sufras hasta los daños que se hayan ocasionado en la moto. Vamos por lo tanto a analizar los diferentes casos.

Si contamos con un seguro básico, únicamente tendremos cubierta la responsabilidad civil o lo que es lo mismo, nuestro seguro pagará los daños que provoquemos a terceros si somos culpables de un accidente. En el caso que nos ocupa no hay parte contraria, pero nuestra moto, por ejemplo, puede acabar golpeando otro vehículo o a un peatón. Estos daños estarían cubiertos pero en ningún caso las lesiones que tengamos o los daños sufridos en nuestra moto.

El siguiente escalón es tener un seguro en el que incluya los accidentes del conductor, donde vienen cubiertos tanto los gastos sanitarios como la posterior rehabilitación si es necesaria. Pero de nuevo, los daños sufridos en la moto y su posterior reparación saldrán de nuestro bolsillo.

Por último, está la opción de un seguro a todo riesgo, con o sin franquicia. Si tenemos uno de estos seguros y nos vamos al suelo de forma accidental por la lluvia, la compañía de seguros correrá con todos los gastos (o los gastos generados a partir de la franquicia).

Conduccion Lluvia

Claro, que puede ocurrir que la caída se haya producido por causas del estado de la vía. En ese caso y si se demuestra que el culpable no ha sido el conductor, sino el estado del firme o problemas derivados de una mala conservación, será el ayuntamiento (en caso de que sea una vía urbana), comunidad autónoma o la Red Estatal de Carreteras (si depende de Fomento) quien se hará cargo de todos los gastos independientemente del tipo de seguro contratado por el accidentado.

Hoy en día es muy común que cuando compramos una moto la propia marca tenga convenios con alguna compañía de seguros y nos regalen el primer año pasados los 25 años de edad. Dependiendo del acuerdo que hayan llegado con la marca de motocicletas, tendrán un tipo de cobertura u otro. Por ello, es importante que nos informemos bien de qué coberturas están incluidas (y los límites económicos de los mismos) y si lo vemos necesario, hablar con la propia compañía de seguros para que nos mejoren las coberturas del seguro abonando nosotros la diferencia. Puede merecer -y mucho- la pena.

Fotografía: Pixabay (1) y (2) (Pexels) CC0

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez