Moto del día: Cagiva Mito SP525

Moto del día: Cagiva Mito SP525

Homenaje a las carreras


Tiempo de lectura: 2 min.

La moto de hoy es una de esas que nada más verla no parece de 125. Recuerda a las motos de gran cilindrada, pues se trata de un homenaje a una moto de carreras. Tanto es así, que fue la primera moto de Valentino Rossi. Estamos hablando de la Cagiva Mito SP525, una serie especial de la Cagiva Mito que homenajea a la Cagiva GP500 que compitió en el mundial de 500 cm3.

La Cagiva Mito nació  en 1989, y a lo largo de sus años ha ido modificándose con diferentes versiones y modelos. En 1994 recibió un rediseño completo realizado por Massimo Tamburini, así que no es de extrañar que la nueva Cagiva Mito se pareciera mucho a la Ducati 916, pues las dos habían salido de las manos del mismo diseñador.

En el salón EICMA de Milán de 2005, Cagiva presentó el modelo de hoy, la Cagiva Mito SP525, como homenaje a la moto que compitió en el campeonato del mundo, la GP500. Para reducir peso eliminaron todo lo innecesario, como velocímetro, luces y espejos, por lo que no era posible que rodase por la carretera, al no poder homologarse.

Para solucionarlo, en 2008 lanzaron la versión de calle que traemos hoy y estuvo en venta hasta 2009, con un frontal y trasera que intentan emular a aquel modelo de competición C594. Si la vemos de pasada, nos recuerda muchísimo a la Ducati 916, no solo por su color, sino por la disposición de sus luces frontales, su afilado diseño, o la disposición de la grafía del modelo, casi calcado a la Ducati.

El motor era un monocilíndrico de 125,6 cm3 refrigerado por líquido, que producía 25,4 CV y 23 Nm de par. Introdujo varias novedades, como el nuevo sistema de carburación electrónica llamado ECS, desarrollado junto a Dell’Orto, permitiendo a la moto homologarse como Euro 3.

Disponía una caja de seis marchas, medía 1.980 mm de longitud, con el asiento a 760 mm del suelo, y pesaba 129 kg. Calzaba neumáticos de 110/70-17 delante, junto con un disco de 320 mm y pinza de cuatro pistones, y 150/60-17 detrás, con un disco de 230 mm y pinza de dos pistones.

Se podía comprar en aquella época por unos 5.000 euros, que no es poco, pero a cambio te llevabas una moto deportiva de 125, que nada tenía que envidiar a sus rivales, aparte de disponer de un diseño muy conseguido, que emulaba a motos mayores como la Ducati 916.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

La última 125 2T “auténtica”, en su día me sorprendió que consiguieran homologar una 2T tal y como se estaba poniendo ya el tema de emisiones, aunque una de las consecuencias fue sacrificar potencia respecto a sus antecesoras, su estética me parece brutal, por otra parte es normal al guardar una gran similitud con la C594, ojalá MV AGUSTA vuelva relanzar a esta mítica marca.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.