Moto del día: Derbi 65 GS

Moto del día: Derbi 65 GS

Evolución deportiva de la popular Paleta, inició una senda de éxitos marcada por la deportividad aplicada a las bajas cilindradas


Tiempo de lectura: 5 min.

Sin duda, una de las marcas que más ha marcado al motociclismo en España ha sido Derbi. De hecho, gracias a su presencia masiva en el mundo de los ciclomotores, combinada con sus nueve títulos mundiales de constructores y doce de pilotos, muchos dirían sin dudar que ha sido la que más. Y vaya, lo cierto es que tampoco podrían ponerse demasiados argumentos en contra pues, al fin y al cabo, modelos como la Derbi 65 GS de 1961 son aún esenciales para comprender la historia de nuestro parque móvil. Pero vayamos por partes pues, no en vano, el caso de esta máquina resulta tan paradigmático que bien merece la pena ir con calma.

Para empezar, hemos de situarnos en los años cincuenta. Primera década para Derbi, produciendo todo tipo de monturas, desde las cilindradas más escuetas hasta llegar a los 350 centímetros cúbicos. De hecho, consiguió hacerse con la victoria en la clase superior del primer Campeonato de España de Motocross. Un hito que demuestra lo rápido que la marca catalana había evolucionado desde los no tan lejanos días del velomotor SRS. No obstante, como todos los fabricantes españoles de motocicletas Derbi sufre un duro golpe en 1957 con la salida al mercado del SEAT 600.

Puestos en esta tesitura, miles de potenciales clientes dejaron a un lado el ir a dos ruedas para poder viajar con la familia bajo el techo de un utilitario. Además, el aumento del poder adquisitivo de las nuevas clases medias no sólo coincidió con la aparición del SEAT, sino también con la popularización de los vehículos ofrecidos por la FASA de Valladolid o la Citroën de Vigo. Es decir, de golpe y plumazo el mundo de las motocicletas turismo con octavo o cuatro de litro prácticamente había desaparecido, siendo por tanto necesario posicionarse en nuevos nichos de mercado. Así las cosas, Derbi se decantó por una efectiva especialización en el ámbito de los ciclomotores. Sencillos, fiables y baratos. Perfectos para la movilidad diaria en la ciudad.

derbi 65 gs (2)

En 1960 se presentó la exitosa Derbi 65, conocida como La Paleta gracias a su uso intensivo por parte de multitud de obreros de la construcción. Tan sólo un año más tarde llegó la GS, su variante deportiva con un chasis totalmente distinto

Derbi 65 GS, un toque deportivo

Bajo aquella visión, Derbi lanzó en 1960 la 65 equipada con un bastidor de chapa estampada y un motor monocilíndrico de dos tiempos diseñado por la casa alemana Sachs. Comprada en masa por una multitud de obreros de la construcción, ésta recibió por ello el nombre popular de La Paleta. Y es que, no en vano, gracias a su buen precio, escaso consumo y alta fiabilidad la Derbi 65 resultaba la compañera de fatigas perfecta para transportarse de fábrica en fábrica, de obra en obra. Sin duda, una auténtica héroe de la clase trabajadora.

Sin embargo, a comienzos de los sesenta el aumento del poder adquisitivo también estaba llegando a los jóvenes. Gracias a ello, cuando algunos de los compradores más tempranos decidían adquirir un ciclomotor no se conformaban con el espartano carácter de las máquinas para el día a día. Querían algo más. Y ahí estaba Derbi para ofrecérselo, presentando en 1961 una evolución deportiva de la 65 conocida como la Derbi 65 GS Gran Sport. Un diseño esencial no sólo para esta marca, sino para todo el conjunto del motociclismo en España.

No en vano, fue una pionera en la fórmula de dar un toque deportivo a las monturas con menos cilindrada y, por tanto, más baratas. En suma, gracias a la Derbi 65 GS se asentó plenamente el segmento de las motocicletas deportivas destinadas al público más joven. Es más, éste respondió con un excelente índice de compras, pasando a ser bastante habitual el ver a más de un chaval con ínfulas de piloto enlazar curvas velozmente a lomos de una Derbi 65 GS. Y no era para menos pues, en claro contraste con la 65 “ Paleta “, la posición de conducción resultaba más tendida y agresiva. Además, el chasis en chapa estampada había sido sustituido por otro de tubo único en acero. Mucho más rígido, ligero y nervioso. Es decir, se tenía la sensación de ser uno con el asfalto.

derbi 65 gs (3)

A partir del éxito de la 65 GS vinieron otras opciones con baja cilindrada y carácter deportivo. De esta manera se daban los primeros pasos para la definición de Derbi tal y como ha pasado a la historia, repleta de triunfos en el Mundial de 50 centímetros cúbicos

En lo referido al motor, éste se ajustó hasta los 4’7 CV a 5.000 revoluciones por minuto gracias a aumentar el índice de compresión y mejorar la carburación. Llegados a este punto, la Derbi 65 GS puso a su fabricante en una senda que habría de traerle no sólo multitud de alegrías, sino su propia definición como marca. Es decir, el mezclar deportividad y bajas cilindradas al servicio de un público mayoritario. De esta manera, el éxito de esta máquina animó a crear en 1962 el departamento de carreras en Derbi. De aquí se pasó en breve a las exitosas 49 Carreras-Cliente y, de ahí, a los éxitos de Ángel Nieto en el Mundial. En fin, resulta imposible dudar no sólo del éxito sino también de la enorme influencia irradiada por la Derbi 65 GS. Sensacional.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea