Menu

Moto del día: Honda NS400R

Una moto de carreras matriculable

Moto del día: Honda NS400R

Corría el año 1983 cuando, en la categoría de 500 cm3 del Mundial de Motociclismo -el equivalente a lo que hoy sería Moto GP- Freddie Spencer se convertiría en el campeón del mundo más joven de la categoría con su Honda NS500. Dos años más tarde, en 1985, y para conmemorar la victoria, la marca alada lanzaba la Honda NS400R, prácticamente la misma moto que ganó el campeonato dos años antes, pero esta se podía matricular y circular por las carreteras de cualquier lugar.

Bien es cierto que tenía algunas diferencias con la de carreras, como su reducción de 100 cm3 y algunos otros componentes, pero su corazón mantenía esa configuración tan extraña y bonita a la vez: el motor V3. Sí, estás leyendo bien, un motor de tres cilindros en uve a 90º. ¿Cómo es eso?

Los cilindros exteriores van colocados horizontalmente, paralelos al suelo, mientras el tercer cilindro va colocado en el centro y en posición vertical. ¿Para qué complicarse tanto? Al tener el tercer cilindro en vertical, los cilindros horizontales se pueden aproximar, logrando un motor muy compacto. Esto hacía que el chasis no fuese más ancho, teniendo una mejor aerodinámica y un mejor rendimiento que un bicilíndrico. Fue una de las razones de su éxito en el campeonato de 500 de aquellos años.

Conseguía una velocidad máxima de 202 km/h a cambio de un elevado consumo de combustible de 7,8 l/100 km

Esta maravilla V3 de dos tiempos tenía una capacidad total de 387 cm3, estaba refrigerado por líquido y disponía de 3 carburadores Keihin de 26mm. Rendía 71 CV a 9.500 rpm y 50 Nm de par a 8.000 rpm, lo que unido a su bajo peso de 163 kg y una corta batalla de 1.385 mm, la hacían una moto extremadamente rápida, de reacciones rápidas y precisas.

La parte del chasis también derivaba de la competición. Disponía de doble horquilla delantera con sistema anti-hundimiento TRAC o Torque Reactive Antidive Control -consistía en una válvula que hacía más rígida la suspensión delantera al aplicar el freno-, mientras el basculante trasero era regulable en precarga.

La disposición de sus escapes es de lo más original: dos por la derecha y uno por la izquierda

Los frenos eran muy buenos, con gran mordiente, aportando gran seguridad y progresividad en las frenadas. Contaba con doble disco perforado delantero de 256 mm, mientras detrás recurría a un disco simple de 220 mm también perforado, con ambas pinzas de doble pistón.

Se dejó de fabricar en 1987 y no se comercializó en nuestro país, aunque estoy seguro que muchos de vosotros la reconoceréis, pues la Honda NS400R es posiblemente una de las mejores motos de dos tiempos que ha habido en la historia.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Sin duda una de las joyas del motociclismo, ya no recordaba su peculiar configuración de motor, últimamente os estáis luciendo en esta sección para tocarme la fibra, desde las «humeantes» 2T a la «pasional» y poco conocida Moto Guzzi V1, magnífico!!


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.