Moto del día: Maico 490 Mega 2

Moto del día: Maico 490 Mega 2

Consiguió enamorar a los adeptos del Supercross ante las japonesas


Tiempo de lectura: 6 min.

Es curioso lo delgada que es la línea que puede llevar del éxito al fracaso en tan poco tiempo, y este es el caso de nuestra protagonista de hoy, la Maico 490 Mega 2, una de las motocicletas de motocross más valoradas de la historia y que sin embargo supuso el inicio del fin de la marca. En 1981 la marca alemana debía dar una vuelta de tuerca a su ya desfasada 450.

Primero, porque las japonesas venían pisando fuerte, sobretodo Yamaha con su YZ 465, presentada justamente un año antes. En segundo lugar, ese año se celebraba el centenario del motor 2T y la firma germana quería celebrarlo por todo lo alto con una moto que cambiara las reglas en el campeonato de MX. Pero contra todo pronóstico, Maico no se complicó la vida con nuevas tecnologías o sistemas revolucionarios en esta nueva entrega, para nada.

Básicamente, rediseñó su 450 a base de incrementar su cilindrada, rebajar alturas para hacerla más manejable y alargar la distancia entre ejes para mejorar la estabilidad de esta. La cuestión es que gracias a estos cambios consiguió crear una motocicleta que se convertiría en un mito entre la comunidad de los MX.

Maico 490 Mega 2 5

1981 Maico 490 Mega 2 – Fotografía: Mecum Auctions

Con un motor que declaraba nada menos que 53 CV de potencia a 7.000 RPM se erigía como la más potente del lugar. Para ello la marca alemana dotaba al monocilíndrico de dos tiempos con un carburador Bing de 40 mm, embrague multidisco en baño de aceite y refrigeración por aire, al contrario que las japonesas, que empezaban a implementar el sistema por líquido.

La Maico 490 Mega 2 consiguió enamorar a propios y extraños gracias al carácter fluido de su propulsor, además de conseguir ser la más potente MX del momento

Con estos argumentos la nueva reina de la categoría conseguía 47,2 CV de potencia en banco, es decir, casi un 20 % más que el modelo al que sustituía, y todo ello sin apenas haber hecho cambios de un calado considerable. A nivel de parte ciclo, un chasis de acero al cromo molibdeno portaba su motor, mientras que en la parte trasera dos amortiguadores firmados por Corte Cosso de 31 cm hacían de suspensión, algo que sería la última vez en ver en una Maico.

Tal fue el éxito del modelo en sí, que en la campaña de 1981 la marca alemana vendió más unidades de su 490 Mega 2 que Honda de todas las CR que tenía en catálogo en Estados Unidos, y eso que costaba 2.699 dólares, un 20 % más que cualquiera de sus rivales venidas de oriente. Pero, ¿cuál fue el motivo de tal éxito?

Maico 490 Mega 2 4

1981 Maico 490 Mega 2 – Fotografía: Mecum Auctions

Según Rick Sieman, un reputado piloto de la época conocido en el mundillo como “Super Hunky”, el cual escribió un artículo hace unos años y refiriéndose a la Maico 490 Mega 2, decía lo siguiente: “La moto te deja aturdido, con los ojos abiertos como platos y las rodillas temblando. En otras palabras, hace lo que las demás han prometido y no han cumplido”.

Esta frase, que pareciera más bien un eslogan publicitario y en la opinión de Sieman, hizo aún más si cabe enaltecer las ya de por sí cualidades de la 490

Además, y según los probadores de la época, era la más fácil de pilotar, con un motor dosificable, sin altibajos ni entradas bruscas de potencia, por lo que en la mayoría de ocasiones podías abrir gas sin miedo a verte remozado en el barro. Pero claro, todo no iba a ser bueno, y curiosamente muchas eran las pegas del modelo, que por otro lado parecían no importar gracias a sus cualidades mecánicas a los pilotos que tuvieron la suerte de pilotarla en la década de los 80.

Para empezar, algo realmente curioso y que todos aquellos que pudieron probarla en su momento constataron, era la facilidad con la que el carburador se salía de la toma de admisión. En esta ocasión era de aluminio, y este iba anclado a ella mediante abrazaderas metálicas, pero ni con esas. Después de cada sesión, el carburador estaba totalmente suelto, dándose el caso de caerse en carrera en más de una ocasión.

Maico 490 Mega 2 3

1981 Maico 490 Mega 2 – Fotografía: Mecum Auctions

Por otro lado, las suspensiones eran duras y con un recorrido insuficiente. Esto acrecentaba aún más el problema del carburador y su manía de estar siempre fuera, ya que los golpes secos que daba la moto tras cualquier salto ayudaban a crear esta situación. Algunos pilotos optaron por sustituir la pareja de amortiguadores traseros por uno central, ya que además para poder regularlos, había que desmontarlos por completo.

La calidad de sus adhesivos también fue fruto de crítica continua. Se decía que no duraban horas, sino minutos, una vez en pista y tras alguna caída. En la Maico 490 Mega 2 se habían sustituido las cachas laterales metálicas por unas de plástico para ahorrar peso. Y de hecho lo consiguieron, ya que este quedaba en tan solo 110 kilogramos en vacío, batiendo también a todas sus rivales en este aspecto, pero al parecer la calidad de los plásticos y vinilos era pésima.

Por último, su frenada también fue objeto de opiniones negativas, a la par de una suspensión que se hundía con cierta facilidad. En algunos casos también se terminaban modificando ambas cosas, por unos amortiguadores de mayor calidad, consiguiendo de este modo mejorar la dinámica de la Maico 490. Aun con todo lo mencionado, esta Supercross fue considerada por algunos medios como la mejor MX de la historia por lo bien que iba y lo divertido que era pilotarla.

Maico 490 Mega 2 2

1981 Maico 490 Mega 2 – Fotografía: Mecum Auctions

Dos años más tarde la marca decide renovar el modelo y presenta la Alpha 1, con un nuevo amortiguador central en su parte trasera, y tal fue el desastre que la llevó a la bancarrota

Era tan sumamente nefasto su funcionamiento y durabilidad, que varios pilotos demandaron a la marca tras sufrir diversos accidentes. Esto, unido a las luchas internas en el seno de la dirección de la empresa, hicieron que Maico bajara la persiana. Hoy día, la 490 Mega 2 sigue siendo considerada una de las últimas MX de verdad y se pagan precios bastante altos por unidades que de vez en cuando salen a la venta. La unidad de las fotos, con número de bastidor 3511164, fue restaurada por el ex piloto de Maico Dave Coupe y subastada por Mecum en 2018.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.