Moto del día: MBK Magnum Racing

Moto del día: MBK Magnum Racing

La versión más deportiva de la serie 51 de Motobécane


Tiempo de lectura: 2 min.

Cuando hace unos días hablamos de la MotoGAC MTR, dijimos que estaba emparentada con los franceses de Motobécane. Ambos habían trabajado juntos antes de que la firma francesa fuese adquirida por Yamaha y pasara a denominarse MBK. Y ahora es el turno de que hablemos precisamente de la prima-hermana de la MTR, que no es otra que la MBK Magnum Racing.

Este ciclomotor de carreras fue lanzado en 1988. Estuvo en producción hasta 1996, año en el que se lanzó la segunda generación con notables cambios. El punto de partida era la conocida serie 51 de Motobécane, un ciclomotor muy popular que nació a finales de los años 70.

La MBK Magnum Racing compartía el chasis de acero estampado, pero como hemos visto, se complementaba con el habitual refuerzo central, que el otorgaba mucha más rigidez. Acoplado a él teníamos el motor monocilíndrico de dos tiempos AF 87, refrigerado por líquido en su versión más prestacional (había también versión de aire), y que le otorgaba 3,3 CV de potencia. Un escape de la marca Cobra dejaba claro su enfoque.

MBK Magnum Racing

La horquilla con un claro tarado deportivo, el doble amortiguador trasero de gas y regulable junto a las llantas de aluminio de tres brazos dobles con neumáticos deportivos, o el doble freno de tambor de 90 mm eran otros elementos que encontrábamos en la Magnum Racing.

De nuevo lo más llamativo era el exterior, con un kit de carrocería muy extremo. Si la barra de refuerzo central no es de por sí llamativa, lo completa el asiento monoplaza con tope trasero, los deflectores laterales de radiador o el pequeño semicarenado frontal.

La instrumentación se reducía a un velocímetro, pero opcionalmente se podría equipar a la MBK Magnum Racing con algunos extras como el cuentavueltas. Como curiosidad, solamente la primera serie presentaba un basculante de sección redonda. Posteriormente adoptaría uno cuadrado, que le otorgaba más rigidez a la parte trasera. Era muy similar al que montaba el Peugeot 103 RCX, del que ya hablamos, y con quien rivalizaba.

Como os podréis imaginar, encontrar una MBK Magnum Racing en España es casi utópico. En Francia es algo más sencillo, pero en buen estado son motos caras dado que muchas se usaron en competición y pocas han sobrevivido de serie.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez