Menu

Moto del día: Vincent 1000 Black Shadow

Una moto más rápida que su propia sombra

Moto del día: Vincent 1000 Black Shadow

El modelo más alto en la gama Vincent hasta el cierre de la planta, en 1955, fue la 1000 Black Shadow. Lanzada originalmente en 1948, este modelo era conocido como «The World’s fastest standard motorcycle», es decir, la moto de serie más rápida del mundo, pues no había otro ejemplar en el mercado que se le asemejara.

Un asiento cómodo y una mejor suspensión de la rueda trasera frente a su hermana más rutera, la Rapide, proporcionaba mayor confort de conducción y más estabilidad a altas velocidades. Estéticamente se diferenciaba de la Rapide por el acabado en pintura negra sobre el motor pero, en los modelos predecesores -Black Shadow Serie D-, se prescindió del motor lacado en negro. Sin embargo, nada ejemplifica más la leyenda de las motocicletas clásicas como «la sombra negra» de Vincent, que continuó siendo la de la moto más potente y rápida que se podía comprar en la época.

El motor de esta montura inglesa era un bicilíndrico en V de 998 centímetros cúbicos y 55 CV a 5.700 vueltas, suficientes para lanzarla a más de 200 km/h. No parece demasiado en nuestros días, pero a finales de los años cuarenta apenas existían motocicletas que superasen las famosas 100 mph (161 km/h), así que ni hablemos de los 200 km/h. Novedad en la época era que el propulsor formaba parte del chasis en forma de matrimonio inseparable, algo que hasta hace relativamente poco no se ha empezado a generalizar.

La Serie D fue la última Black Shadow que salió al mercado y la última Vincent fabricada hasta la fecha. El motor era tan bueno como caro de fabricar, lo que condenó su fabricación con una producción que solo duró seis meses hasta parar las máquinas de la fábrica en 1955. Tan solo se fabricaron 144 ejemplares de esta última Black Shadow, por lo que es una auténtica reliquia. Como curiosidad, este modelo se hizo mundialmente conocido cuando el piloto norteamericano Rollie Free rompió el récord de velocidad en tierra alcanzando los 241 km/h. El momento quedó plasmado en una mítica fotografía donde Free buscaba la máxima eficiencia aerodinámica y el menor peso posible.

 

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Mecánico
Javier Costas Franco
Invitado

MOTHER OF GOD O_o

Txesz
Mecánico
Txesz

Ahora piensa en que la superficie sobre la que rueda no es tierra, que ya pone los pelos de punta, sino sal…

Supongo que el hecho de pensar en el resquemor tras una posible caida le ayudó a mentener el equlibrio 😁

Pero siempre hay alguien que se atreve a ir más allá…comment image

Javier Costas Franco
Invitado

Hay gente que lleva el concepto de moto «naked» al extremo…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.