Kawasaki nos ofrece pequeños detalles adicionales de su H2 alimentado por hidrógeno

Kawasaki nos ofrece pequeños detalles adicionales de su H2 alimentado por hidrógeno

La moto se presentó durante el EICMA 2022


Tiempo de lectura: 3 min.

El camino hacia un transporte “cero emisiones”, avanza por diferentes caminos que podrían tener como resultado, un futuro más que interesante y si todo sigue tal y como ahora, también sería un futuro lleno de opciones. Por el momento, la tecnología que más evoluciona es la eléctrica con baterías, mientras que la pila de combustible se queda un poco atrás. No obstante, hay una opción que cada día cobra más interés para los fabricantes y tiene a Toyota como uno de los principales paladines: los motores de combustión alimentados por hidrógeno. Una opción que permitiría seguir con los actuales motores de pistones con mínimos cambios, conservando esas sensaciones que buscan los aficionados y que importan poco a los usuarios normales.

La idea de motores de combustión alimentados por hidrógeno resulta más que interesante y no solo porque hay que hacer muy pocos cambios en un motor convencional de pistones, sino porque sobre esa base, el motor de combustión, se consigue un propulsor con cero emisiones, manteniendo la misma estructura y seguramente se pueda llegar a realizar la conversión en cualquier motor de combustión, como ocurre con el GNC o el GLP. Solo hay que resolver la cuestión del almacenamiento, pero Toyota parece ir por buen camino, algo de lo que se beneficiará Kawasaki. Sí, la firma japonesa trabaja también en el desarrollo de esta particular tecnología, pues firmó un acuerdo con Toyota –y con Mazda, Subaru y Yamaha– para “salvar” los motores de combustión mediante el hidrógeno y mediante combustibles neutrales en emisiones.

A nadie se le escapa que la tecnología de baterías no es la mejor opción para las motos, o al menos no para todas. Una moto enfocada a usarse en ciudad, como los scooter o los ciclomotores, tienen en la electricidad una gran aliada. No tienen emisiones y hacen recorridos muy cortos de pocos kilómetros diarios, así que no necesitan baterías de gran tamaño y, por tanto, las recargas no requieren de mucho tiempo. En el caso de motos más grandes y con más aspiraciones que sobrevivir en la jungla urbana, la cuestión de la autonomía y las recargas se vuelven un problema, al que debemos sumar el peso que supone la adición de la batería.

La tecnología de motores de combustión alimentados por hidrógeno elimina el problema del peso y el problema de las emisiones, porque a pesar de mantener una línea de escape, lo que sale por ahí es vapor de agua. También, como hemos comentado antes, abre la posibilidad de adaptar otros motores de combustión, como ocurre con el GNC y el GLP –aunque en motos no se haga–, con la posibilidad de seguir empleando los motores que se han usado hasta el momento.

Kawasaki ya mostró un prototipo que usaba esta tecnología en el EICMA de 2022, un prototipo que ahora vuelve a ser noticia porque la marca ha publicado más datos y un vídeo sobre esta moto. Lo más interesante es que su motor toma como base de partida el cuatro cilindros sobrealimentado de la Kawasaki H2, pero cambia el sistema de alimentación, que se ha adaptado al uso de hidrógeno. El otro problema, el almacenaje, por el momento, es el apartado que más debe mejorar. Contener hidrógeno es un quebradero de cabeza, porque debe estar bajo unas condiciones muy precisas –a presiones muy altas–. Para ello, el prototipo de Kawasaki esconde cinco depósitos de alta presión en una de las maletas –en la izquierda–.

La marca no ha querido dar más detalles en lo referente al motor o las prestaciones, ni siquiera se ha comentado detalles técnicos respecto a la moto, aunque al ser un prototipo de desarrollo, son cosas que podrían cambiar de la noche a la mañana. Al menos, sabemos que Kawasaki trabaja en desarrollar otras opciones más allá de la electricidad.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea