Nuevo MITT 50 XRS. Sí, todavía quedan ciclomotores interesantes

Nuevo MITT 50 XRS. Sí, todavía quedan ciclomotores interesantes

Sencillez, pero también una imagen que atrae todas las miradas


Tiempo de lectura: 2 min.

Hubo una época en la cual, las calles estaban repletas de ciclomotores, pequeños vehículos de dos ruedas con motores igual de pequeños, que servían para que los chavales de 14 en adelante, pudieran desplazarse por el centro de las ciudades. Evidentemente, hablamos de las motos “de 50”, de aquellas motillos con motores de 49 centímetros cúbicos con las que se hacía auténticas locuras –no tenían que pasar ITV– y eran el terror de los vecinos.

Ahora, los modelos con motores de 50 centímetros cúbicos apenas tienen importancia en el cómputo de ventas, aunque hay quien todavía apuesta por ofrecer modelos en el segmento, como el MITT 50 XRS, un nuevo ciclomotor de estética muy llamativa y que habría hecho las delicias de muchos chavales en aquella época loca. Al menos con la decoración de las fotos oficiales, donde el negro domina por completo el modelo y el amarillo realza determinadas zonas con un fuerte contraste.

Básicamente, se trata de la MITT 125 XRS, pero en lugar de un moto de 125 centímetros cúbicos, monta uno más pequeño, con 49 centímetros cúbicos, refrigeración por aire y una potencia de 3 CV a 7.000 revoluciones. Este tipo de cambios de motor suele ser bastante normal, incluso lo era antes cuando los ciclomotores eran superpopulares entre los chavales.

El chasis también es compartido con el 125, un entramado de tubos de acero, que permite plataforma plana y que completa con una horquilla delantera convencional y un dos amortiguadores traseros. Los frenos son igualmente sencillo, con un disco delantero y un tambor trasero, pues, al fin y al cabo, es un vehículo que no destaca por su velocidad pero sí por su sencillez y por su economía de uso y de adquisición, aunque no por ello prescinde de la frenada combinada. El peso total del conjunto es de 102 kilos y el asiento se sitúa a 760 milímetros del suelo.

mitt 50 xrs (6)

La lista de equipamiento no es muy extensa, tampoco se pueden pedir peras al olmo, pero destaca la inclusión de faros LED o una instrumentación mixta con pantalla para diferente información.

Gracias a esta sencillez, el precio del MITT 50 XRS es de 1.995 euros, que incluye además un año de seguro gratis.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado