Prueba: neumáticos Pirelli MT 60

Prueba: neumáticos Pirelli MT 60

Una buena rueda "trail" que no le hace ascos a nada


Tiempo de lectura: 9 min.

Hoy vengo a contaros mi experiencia con los neumáticos Pirelli MT 60, unas gomas pensadas para motos trail ligeras y de media cilindrada, con una orientación mixta carretera/offroad muy equilibrada. Este modelo lleva ya una pila de años a la venta sin apenas cambios, y si se ha mantenido todo este tiempo en el mercado es porque si duda se trata de una opción muy acertada y que gusta a los clientes.

La Pirelli MT 60 es algo así como el término medio en la gama trail de los italianos, ese donde se encontraba la virtud, según Aristóteles. Podríamos catalogarlo como un 70/30 a favor del asfalto. Si echamos un ojo a la banda de rodadura podemos ver que se trata de una rueda de tacos, ya que esta está compuesta de diferentes “parches” o islas de goma independientes separados mediante surcos.

La clave está en que los parches de goma ocupan casi toda la superficie de la banda de rodadura, mientras que los surcos que los separan son algo estrechos y poco profundos, confiriéndole a la rueda unas muy buenas prestaciones en asfalto. A esto último también ayuda la forma redondeada de los tacos y el hecho de que no tengan aristas afiladas.

Prueba Pirelli MT 60 06

Pirelli MT 60

Si buscamos algo más asfáltico -sin salirnos de la marca- tenemos la Pirelli MT 90 o la Pirelli Scorpion Rally STR. Esta última es una rueda de tacos pensada para poder molar en las fotos, pero que luego a la hora de la verdad está muy orientada a asfalto.

Por el lado más hard trail está el Pirelli MT 21 Rallycross, que es una auténtica bestia de agarrar y traccionar en superficies difíciles como barro y arena, pero a costa de tener un desempeño pobre en asfalto. Además, estas gomas solo están disponibles para motos trail ligeras que calcen medidas de rueda estrechas.

La Pirelli MT 60 es una rueda con carcasa diagonal y pensada también para motos trail medias. De hecho, la goma trasera se vende en medidas que van desde la 110 hasta una 140, en diámetros de 17 y 18 pulgadas. Para motos más grandes y pesadas los italianos ofrecen la Pirelli MT 60 RS, con carcasa diagonal y un dibujo un poquito más asfáltico.

Prueba Pirelli MT 60 05

Pirelli MT 60 RS, más anchotas y asfáticas

Hemos probado estas ruedas en una Royal Enfield Himalayan Adventure, que ya es vieja conocida de estas páginas. Las medidas de las gomas han sido la clásica 90/90 R21 para el tren delantero y una estrecha 120/90 R17 para el tren trasero. Ambas dimensiones son las que se especifican en la ficha técnica de la moto.

En total han sido 14.000 kilómetros, mayoritariamente por asfalto y sin carga ni paquete, como suele ser habitual, pero también con muchas salidas y escapadas offroad. Es difícil calcular cuántos kilómetros he recorrido exactamente por lo marrón con estas ruedas, pero calculo que unos 3.000.

En el tren delantero la rueda ha sido más longeva de lo habitual, y se ha sustituido llegados los 18.000 km, teniendo todavía el dibujo una profundidad razonable que permitía seguir usándola sin problemas en asfalto, aunque en offroad ya era notoria la caída de prestaciones, y esa ha sido la principal razón para cambiarla.

Prueba Pirelli MT 60 04

Aunque no es la Royal Enfield, esta foto nos da una idea de lo mucho que se puede tumbar con la Pirelli MT 60. De hecho, la inclinación no es mayor por falta de destreza del piloto, no porque limite la rueda

Pirelli MT 60 en asfalto

Me ha sorprendido gratamente el comportamiento neutro de estas gomas a la hora de circular por asfalto. Al manillar se sienten prácticamente como si fueran unas ruedas lisas al uso, pensadas para circular exclusivamente por esta superficie.

Rodando a velocidades elevadas (todo lo elevadas que permite la Himalayan) no he percibido flaneos o vibraciones de ningún tipo en la dirección, mientras que por otro lado, son muy progresivas y continuas a la hora de caer en curva, sin escalones ni sobresaltos.

En este aspecto me ha parecido un neumático que da mucha seguridad incluso para rodar a ritmos ligeros y de paseo “rápido”. Es increíble lo mucho que se puede tumbar con estas ruedas, incluso descolgándote de la moto y siempre con confianza. A destacar también que en asfaltos muy sucios con gravilla, tierra o polvo dan un extra de seguridad respecto a las típicas ruedas lisas sport o sport turismo.

Prueba Royal Enfield Himalayan Adventure 06

Aunque hay un pero. Siempre hay un pero, y en este caso es la conducción con lluvia sobre asfalto mojado, donde ahí sí es notorio que no agarra tanto como una rueda 100 % asfáltica. Circular con las Pirelli MT 60 con lluvia no es tampoco una catástrofe ni sientes que te la vayas jugando en cada curva. No es una rueda de tacos off al uso ni mucho menos.

Lo que notas en estas situaciones es que puedes tumbar un poco menos de lo que lo harías con una rueda lisa. La parte positiva es que el neumático te va avisando a medida que te acercas al límite y es fácil notar que por ahí no va a acabar bien la cosa. Algo parecido pasa con las frenadas.

Notas que el ABS salta un “poquito” antes, pero aun así el grip es decente y se puede conducir con seguridad, aunque sí es recomendable guardarte en el bolsillo un poquito de margen extra para todas las maniobras.

Prueba Pirelli MT 60 02

Vale, la nieve no es su fuerte, pero al menos pude salir del atolladero sin demasiada dificultad

Pirelli MT 60 en conducción offroad

En asfalto funcionan genial y pocas pegas se le pueden poner respecto a una goma convencional, pero es que en campo las Pirelli MT 60 también trabajan con dignidad siempre que seas consciente de lo que les puedes pedir y lo que no.

Para un uso trail offroad medio son más que suficientes. En pistas de tierra dura o incluso con algo de piedra suelta son muy competentes y sientes que puedes circular por este tipo de superficies con facilidad. En arena también hacen un apaño, aunque no brillan, y siempre que no haya mucha pendiente son capaces de seguir empujando la moto hacia delante, especialmente cuando la capa de arena no es demasiado profunda.

Por último, nos queda el barro, donde aquí sí que no funcionan nada bien. Cuando encuentras este tipo de superficies te encomiendas a todos los dioses que conozcas para que eso no acabe en desastre. Los surcos son muy estrechos y rápidamente se saturan de lodo, haciendo que la rueda pierda todo el agarre y se comporte como una rueda lisa en la práctica.

Prueba Royal Enfield Himalayan Adventure 15

En cuanto al agarre lateral, no es brillante ni comparable al de unas ruedas de tacos al uso, aun así es suficiente como para sujetar la moto mientras circulas por pistas peraltadas, y aunque no las tengas todas contigo, aguantan sin escurrirse demasiado hacia abajo.

La tracción en superficies resbaladizas es razonablemente buena, pero se nota cómo la goma trasera va perdiendo prestaciones poco a poco, gradualmente, a medida que van pasando los kilómetros. En este aspecto el desgaste así como la reducción del agarre es lineal y progresiva sin sentir grandes caídas en el rendimiento de golpe.

En general me han gustado estas ruedas. Me gusta el equilibrio que ofrecen y creo que son una opción muy buena para un amplio número de “traileros” que hacen principalmente asfalto, pero que de vez en cuando les gusta meterse por pistas y disfrutar de la conducción offroad.

En ese aspecto me encanta que sea una rueda con la que ir a trabajar todos los días, con la que hacer viajes por carretera con total solvencia, y que cuando llegas al comienzo de una pista de tierra guapa, puedas seguir por ella sin ningún problema ni reparo.

Prueba Pirelli MT 60 03

Criticaría  un aspecto principalmente y no es otro que la duración. 14.000 kilómetros se me antojan pocos si tenemos en cuenta que la Himalayan es una moto que ni pesa mucho ni tiene mucha potencia, por lo que las ruedas deberían durarle bastante.

Por otro lado, y como comparación, unas ruedas 100 % de tacos como las Mitas E-09 Dakar me aguantaron en la misma moto y con un estilo de conducción similar nada menos que 10.000 km. Tengo la impresión de que el compuesto de las Pirelli MT 60 es blandito, ideal para conseguir todo ese agarre en asfalto, aunque al final… el grip se paga.

Lo que sí es verdaderamente blando es la carcasa y los hombros de la goma. Desmontarla y montarla en la llanta de radios de la Himalayan es pan comido y apenas hay que hacer un poco de fuerza con los desmontadores para conseguirlo. Esto es ideal para reparar pinchazos en ruta si tienes ruedas de radios, como es mi caso. Hablando de averías, no he pinchado ni una sola vez con estas gomas durante todo el tiempo que las he llevado.

Quizá de cara a grandes viajes de aventura de varios miles de kilómetros buscaría otra goma con mayor duración, aunque sacrificase un poco de agarre en asfalto (donde va sobrada). Pero para lo que es un usuario medio, que coge la moto a diario y puede hacer algo de offroad los fines de semana, me parece una opción muy digna.

Este reportaje ha sido realizado gracias a las aportaciones de los miembros de nuestra comunidad a través de Patreon. Así podemos seguir realizando periodismo de motor de calidad sin depender de los ingresos publicitarios. Puedes ayudarnos a partir de 1 euro al mes.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.