Moto del día: CFMOTO 650 TK

Moto del día: CFMOTO 650 TK

La touring china de media cilindrada con una imagen y presencia de mayor nivel


Tiempo de lectura: 5 min.

Que los productos de algunas marcas chinas están rozando el nivel de calidad de las provenientes de Japón o Europa ya no es una quimera lejana que se camuflaba bajo el manto de una tarifa ridícula en algunos de sus modelos. Ahora, aunque los precios a pagar por ellas han ido incrementándose, los modelos están cada vez más perfeccionados y refinados en todos los aspectos, convirtiéndose en una seria amenaza para el resto de actores provenientes de cualquier latitud del planeta.

CFMOTO es una de esas marcas que año tras año ha ido dando un plus de calidad a todos y cada uno de sus modelos, y si bien es cierto que algunos de sus productos, como CFMOTO 650 TK, parece una replica a escala de modelos consagrados como la BMW R 1200 RT o la Honda ST 1300 Pan-European, ambas están tan bien resueltas que para la mayoría de clientes este aspecto no será un obstáculo a la hora de hacerse con una de ellas.

En concreto, la 650 TK aparecía a comienzos de 2014 como opción a clientes que buscaran una touring de media cilindrada en la que no faltara de nada para poder afrontar cualquier ruta que se presentara. Para ello, la marca de Hangzhou dotaba a la 650 TK del propulsor ya visto a lo largo de estos últimos años en modelos como la CFMOTO NK 650, o posteriormente en la 650 GT, de la que ya te hablamos hace unos meses en esta misma sección.

CFMOTO 650 TK 2

La CFMOTO 650 TK pareciera que se hubiera fabricado siguiendo un molde a escala de algunas de las touring más consagradas del mercado, algo habitual en modelos procedentes del país asiático

Os hablamos del V-Twin de 649 cc con ocho válvulas en culata y refrigeración líquida, alimentado por un sistema de inyección electrónica gestionado electrónicamente por una ECU procedente de Ducati y equipado por un juego de inyectores Magneti Marelli. El resultado como en todos y cada uno de sus modelos está fuera de toda dudas, produciendo en este caso un rendimiento final de 61 CV de potencia a 8.500 RPM y un par máximo de 56 Nm a 7.000 RPM.

De este modo nos encontrábamos ante una motocicleta que, por posición y prestaciones, en torno a los 190 km/h de velocidad máxima, se colocaba como una de las mejores alternativas dentro de su segmento. Además, la marca china no escatimaba a la hora de equipar a la 650 TK, en cuanto a la parte ciclo se refiere, logrando un funcionamiento suave y lineal muy acorde con la filosofía y misión de esta touring.

Una horquilla convencional Kayaba con barras de 41 mm, junto a un mono amortiguador progresivo, eran el equipo que conformaba la suspensión de la TK delante y detrás, ambos con 120 mm de recorrido, además de la regulación en precarga en la parte posterior. Por otra parte, recurrían al fabricante español J. Juan para la frenada, con sendos discos de 300 mm y pinzas de cuatro pistones en el tren delantero y un disco de 240 mm y pinza de doble pistón en el trasero. Llantas de 17 pulgadas y neumáticos en medidas 120/70 ZR17 y 160/60 ZR17 completaban la parte dinámica del conjunto.

CFMOTO 650 TK 3

En cuanto a cotas, nos encontrábamos ante una moto con una presencia digna de motocicletas de mayor cilindrada. Prueba de ello eran los 229 kilogramos declarados en seco, que llegaban fácilmente a los 260 kilos en orden de marcha. La distancia entre ejes quedaba en 1.415 mm, mientras que la altura del sillín libre al suelo se situaba en los 795 mm. Disponía de un tanque de 18 litros de combustible y el consumo medio en conducción mixta se quedaba por debajo de los 6 litros/100 km de media.

Un motor con un compartimiento idóneo, junto a una parte ciclo a la altura y un nivel de equipamiento y acabado de calidad, eran los elementos ideales para alcanzar el éxito

A todo esto tenemos que sumar un completo equipamiento, en el que CFMOTO echaba el resto con maletas laterales, parrilla trasera portabultos, guanteras laterales o toma de 12 voltios para recargar el móvil. Un completo cuadro de instrumentos con velocímetro, tacómetro y pantalla digital TFT, así como diversos testigos luminosos completaban el resto, eso sin olvidarnos del precio que se situaba por debajo de los 7.000 euros, algo simplemente impensable en una motocicleta de este calibre procedente de Japón o Europa.

Para el año 2016 la marca china le daba un remozado a la línea de la 650 TK e incorporaba aún más equipamiento, así como un restyling tanto a su frontal, ahora con más superficie lumínica, como a elementos como el sillín, donde incrementaba el mullido de la plaza destinada para el pasajero. Una pantalla frontal regulable eléctricamente o la incorporación de un sistema de ABS también formaban parte de las mejoras de la touring china. Además, la marca seguía manteniendo el precio en niveles realmente bajos, con una tarifa final de 7.295 euros.

CFMOTO 650 TK 4

En la actualidad encontrar una unidad en nuestro país en el mercado de ocasión no es difícil, con precios a partir de los 3.500 euros, hasta superar los 6.000 euros si queremos hacernos con un ejemplar de los últimos matriculados allá por el 2018, convirtiéndose en una opción muy interesante para quien busque una motocicleta de este tipo a un precio realmente contenido y una fiabilidad contrastada.

Calcula cuánto cuesta asegurar una CFMOTO TK 650 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.