Moto del día: Ducati Monster 620 i.e.

Moto del día: Ducati Monster 620 i.e.

La gama que marcó la época dorada de las Monster


Tiempo de lectura: 5 min.

Hablar de la Ducati Monster es hablar de uno de los modelos más exitosos tanto a nivel ventas como a nivel del prestigio de Ducati. Con un concepto arriesgado en su creación allá por 1993, la Ducati Monster ha ido creciendo y evolucionando a lo largo de sus 25 años de vida con un resultado muy envidiable.

La saga Monster se caracteriza por tener el motor descubierto y chasis trellis al descubierto también. ​El uso deliberado del chasis trellis en la Ducati Monster es una parte integral del diseño de la motocicleta, permitiendo su sello estético, así como su eficiencia estructural. Las Monster usan casi exclusivamente motores de V2 a 90° (V-twin), o motores en L, con válvulas desmodrómicas, y cuadros trellis de tubos de acero, características diseñadas por Fabio Taglioni (1920-2001).

Los inicios de los años 90 no fueron demasiado buenos a nivel económico en parte del mundo occidental y en Ducati tampoco estaban en uno de sus mejores momentos. Inmersos en el diseño y lanzamiento de algunos modelos, los diseñadores italianos trabajaban duro para remontar el vuelo, buscando la moto que diese un giro a la situación.

Ese cambio vino de la mano de un encargo hecho a Miguel Angel Galluzzi, que fue retado a crear una moto de costes contenidos y que supusiera algo distinto a lo que llevaban años desarrollando y vendiendo; una táctica que no acababa de hacer que Ducati saliera de una situación financiera incierta.

Después de ampliar la oferta de motores inyectados en la Monster, la gama se reestructuró con la aparición de la Ducati Monster 620, que sustituía a la Monster 600, y las Monster 800 y Monster 1000 para reemplazar a las 750 y 900, respectivamente, pero manteniendo los motores Desmodue.

La Ducati Monster 620 i.e. (de inyección electrónica) se comenzó a vender al particular en el año 2002, por lo que, aunque resulte increíble, hablamos de una generación de motos que tiene ya 19 años y que sigue pareciendo moderna pese a su vejez real. Para concretar las especificaciones, su cilindrada exacta es 618 cc y su potencia 60 CV a 8.250 RPM. Su bicilíndrico en V es de cuatro tiempos. Es apta para limitación y así poderse conducir con el permiso A2 durante los primeros dos años.

Ducati Monster 620 Capirex 2

Ducati Monster 620 Capirex

No es una moto para ir al límite, pero haciendo una conducción normal es una moto que te puede durar toda la vida, pero teniendo en cuenta que cada dos años o 20.000 km hay que cambiar las correas de distribución, que es un aspecto de la moto muy delicado y no se puede dejar pasar, ya que si no se hace a tiempo el motor puede quedar perjudicado.

Todas las Ducati 620 son i.e., aunque el “i.e.” se omitió cuando se generalizó la inyección en la gama Ducati

De las características del sistema de frenado de la Monster 620 i.e., cabe destacar que el circuito de freno que, si la moto se queda mucho tiempo parada, suele coger aire (sobre todo en el trasero), un punto débil a tener en cuenta sobre esta moto. Los frenos delanteros son de doble disco (salvo la Monster 620 Monodisco Dark, que solo tiene uno), con un diámetro de 320 mm, y el freno trasero es un solo disco de 245 mm.

Al estar refrigerada por aire no tiene mucha compresión (10,5:1), pero también tiene una ventaja, y es que es un sistema de muy sencillo, silencioso, más ligero y no requiere de gran mantenimiento. A su vez, ocupa menos espacio y tarda menos tiempo en alcanzar la temperatura óptima para empezar a funcionar, pero es una refrigeración inestable, y en climas cálidos o en ciudades puede generarse una situación de sobrecalentamiento y romperse la bomba de gasolina.

Ducati Monster 620 Dark

Ducati Monster 620 Dark

El piñón de arrastre va con una chaveta y esta puede llegar a partirse con las vibraciones de la moto. El embrague va bañado en aceite y también tiene unos pequeños retenes que van en la varilla, y a pesar de que no es nada grave, estos son fallos ocasionales. Sus dos escapes de colín bajo a cada lado de la moto y el sonido del motor producen una melodía ruidosa, pero redonda, toda una delicia para los amantes de los rugidos altos.

La Ducati Monster 620 i.e. es una gran moto, pero hay que llevarla al día de mantenimiento

La suspensión delantera de este modelo es de horquilla hidráulica invertida, con un diámetro de barras de 43 mm y un recorrido de 148 mm, mientras que la suspensión trasera es de monoamortiguador regulable -que simplifica el diseño-. La suspensión invertida, debido a su rigidez y mejor funcionamiento, otorga mayor control en el frenado. En este caso, las fuerzas ejercidas sobre la suspensión se producen desde la moto hacía el pavimento y no al contrario, como en la suspensión convencional.

La altura del asiento de la Ducati Monster 620 i.e. es de 770 mm; comparándola con otros modelos similares de Ducati es la más baja, por lo cual para algunos pilotos podría ser una gran ventaja. Sobre la báscula, llena, arroja 177 kg, un peso realmente ligero en el mercado de las motos de 600 en los inicios de los 2000. En cuanto a su consumo, gasta 5,84 litros cada 100 km.

Cuando este modelo se comercializó al público general, tenía un módico precio de 8.596 euros. Estaba disponible en los colores negro brillo, roja, gris con llantas rojas y Dark. También hubo una edición especial Monster 620 Capirex en 2004, dedicada a Loris Capirossi, fácilmente identificable por su decoración roja con banda lateral blanca y el dorsal 65 (entre otros elementos).

En 2006 la saga 620 dio paso a la nueva Monster 695.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Ducati 620 i.e. con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!