Moto del día: Harley-Davidson Model 1

Moto del día: Harley-Davidson Model 1

Porque todo tiene un comienzo


Tiempo de lectura: 2 min.

Cuando William S. Harley diseñó su primer motor en 1901, estoy seguro que no pensó adonde llegaría su marca con los años. La moto de hoy no es solo un tributo a la marca Harley-Davidson, sino a todos aquellos emprendedores que persiguen su sueño, incluso con los medios más precarios. Así nació en 1903 la Harley-Davidson Model 1.

Como decíamos el señor Harley diseñó un motor de 115 cm3 en el año 1901, con la idea de que se pudiese colocar fácilmente en el cuadro de una bicicleta. Cuando ya tenía el diseño listo, le comentó la idea a su amigo de siempre, Arthur Davidson, y ambos trabajaron durante dos años en el prototipo -Model 0- para crear originalmente una moto de carreras. En el proyecto también colaboraron los hermanos de Arthur, William y Walter.

La moto que sería la primera unidad de producción del fabricante americano, disponía de un motor de un único cilindro con 563 cm3 -3,125 pulgadas de diámetro por 3,5 pulgadas de carrera-. Como os podéis imaginar, no disponía de mucha potencia, así que no quedaba más remedio que apoyar en las rampas con la ayuda de los pedales. No sería hasta 1909 cuando aparecería el primer motor V-Twin, signo distintivo de la marca desde entonces. En el siguiente vídeo podéis ver un modelo de 1910, muy similar a este, pero con algunos cambios, como por ejemplo la suspensión delantera, más evolucionada.

Según algunas fuentes, la moto compitió por primera vez en la carrera de State Fair Park, el 8 de septiembre de 1904, quedando en cuarto lugar, con Edward Hildebrand como piloto. Esta sería la primera vez que se oía hablar de una moto Harley-Davidson

Respecto a las caracterísiticas técnicas, eran más parecidas a una bicicleta pues se partía de ella para incorporar el motor. El chasis estaba reforzado para aguantar el nuevo peso, y la transmisión se hacía por correa hasta la rueda trasera, con una gran desmultiplicación. Con su peso de 84 kg y una persona encima, tan solo lograba alcanzar los 64 km/h de máxima. Si os fijáis, no tenía manetas de freno: el frenado se hacía como en las bicicletas americanas, dando pedales hacia atrás.

La primera unidad tuvo el honor de adquirirla Henry Meyer, amigo de la infancia de William S. Harley y Arhur Davidson, siendo el Model 1 de 1903. De hecho, se la compró a los mismísimos fundadores de la compañía, pues no sería hasta 1904 cuando nació el primer concesionario de la marca en Chicago, vendiendo una de las tres primeras motos de producción de la marca.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.