Menu

Moto del día: Matchless Model 7 8 HP

Tecnología punta para su época

Moto del día: Matchless Model 7 8 HP

En noviembre de 1912 apareció en el 74º Salón de Olimpia (Londres, Reino Unido) la Matchless Model 7 8 HP, conocida también como Matchless Two Speed ​​8 HP o Model 7 8 HP Twin. Aunque en ese año la compañía fundada por Henry Herbert Collier -e hijos- ya tenía sus propios motores monocilíndricos, no fue el caso de este modelo. Su V2 es de origen JAP, es decir, J.A. Prestwich Mfg. Co, un fabricante también londinense.

Para entonces Matchless ya se había encumbrado en el Tourist Trophy de la Isla de Man

En 1907 Charlie Collier, uno de los hijos de Henry, ganó la primera carrera del TT -para motocicletas- con una Matchless monocilíndrica de 432 cc a una media de 61 km/h. Las ediciones de 1909 y 1910 también las ganó Matchless, victorias de Harry y Charlie Collier, respectivamente.

Su primera V2 data de 1905, también con JAP como motorista. La Model 7 8 HP derivaba de la 6 HP de 1909 y también fue diseñada para tirar de un sidecar. Podía circular a velocidades entre 8 y 80 km/h. Al igual que otras tantas motos de su época, conducirla tenía un poco de complicación. En el siguiente vídeo podemos ver cómo un veterano la pone en marcha:

El motor era un bicilíndrico de 964 cc de proporción «cuadrada», 85×85 mm por cilindro, y de cuatro tiempos. La distribución se accionaba por válvula lateral. Se engranaba a una caja de cambios de dos velocidades con transmisión final a través de doble correa al cubo izquierdo de la rueda trasera. Contaba con un embrague cónico de fricción, el cual patina del todo a baja velocidad.

Desprovista de pedales en principio, para arrancarla había que tener desplegado el caballete, activar el encendido y mover con fuerza un pedal trasero conectado por cadena -en el lado derecho- para forzar el movimiento del motor y conseguir el arranque. A partir de ahí había que bajarla al suelo y subir encima.

También hubo una versión de menor cilindrada, Model 7 6 HP, la de 770 cc, con cilindros un poco más estrechos

El propulsor, con una potencia de 8 CV, tenía suficiente fuerza para tirar del sidecar, y como existía riesgo de rotura de la correa el diseño es redundante e incorpora dos; si se rompe una puede seguir circulando, pero con tiento. Si el cliente prefería no instalar sidecar los pedales de bicicleta eran opcionales.

Matchless Model 7 8HP 2

¿Cómo se conducía? El freno delantero se acciona con maneta, es un freno de zapata contra la llanta. El trasero se opera con el pie izquierdo acciona un tambor con zapatas de bronce. En el manillar derecho tenía los mandos para controlar el carburador (más o menos gas) y el alzado de las válvulas. Cerca del depósito tenía la palanca de cambios y el interruptor del encendido.

El chasis está construido sobre el motor, estando el cárter a una altura de casi 140 mm sobre el suelo. La horquilla de paralelogramo delantera está amortiguada por un muelle encastrado, mientras que el eje trasero va fijado al chasis. La rueda delantera es de 26″ y 57 mm de sección, la trasera es de coche, 650×65, en ambos casos cubiertas por guardabarros y con su propio caballete.

Costaba 70 guineas, es decir, 70 libras y 70 chelines. Eso nos da en dinero actual 8.325 libras, al cambio 9.636 euros. En esa tarifa se incluía la bolsa de herramientas de cuero para salir de pequeños apuros. El esquema de pintura constaba de gris esmaltado, dorado fino y verde. En la lista de accesorios estaban las luces de carburo Lucas, el generador de acetileno Miller, bocina Desmo y velocímetro Jones.

Matchless Model 7 8HP 3

A partir de 1913 todas las Matchless fueron bicilíndricas en V durante una temporada. Este modelo se dejó de producir entonces, siendo reemplazado por la Matchless Model 8B. El ejemplar pintado en amarillo en las fotos (chasis A768 y motor 12181) fue subastado por Bonhams a un precio de 18.591 euros en abril de 2012, justo un centenario después de su fabricación.

Sí, es cierto, tiene una modificación en la caja de cambios. Fijaos en las siguientes imágenes, así es como debería ser, de la caja de dos velocidades directamente al cubo con correas, pero lleva una caja de más relaciones accionada por cadena, si bien la transmisión final sigue siendo por doble correa. El esquema de pintura esta vez es el suyo, esa unidad se encuentra en el Museo Nacional de la Motocicleta en el Reino Unido, la imagen es obra de Thruxton (Wikimedia Commons, CC BY-SA 3.0).

Fotografías: Bonhams Auctions, Wikimedia Commons

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.