Moto del día: Montesa Mini-Mini

Moto del día: Montesa Mini-Mini

Una minimoto muy particular, nacida de juntar piezas de otros modelos


Tiempo de lectura: 2 min.

Volvemos de nuevo a la carga con una minimoto de esas que tanto nos encantan. Nacida en este caso, dentro de la mítica marca española Montesa, a principios de los años 70. Pensada como moto que fuese fácilmente transportable, tanto en el maletero de un coche como en una embarcación, la firma catalana ideó la Montesa Mini-Mini. No tuvo el éxito esperado, y se fabricaron únicamente 225 unidades entre 1970 y 1972. Pero eso no evita que tenga su propio huequito (por eso de ser pequeña), en la historia del motociclismo.

La Montesa Mini-Mini (código 47M) estaba basada en la Mini Montesa (de la que hablaremos otro día). El chasis estaba fabricado en exclusiva para ella, pero tomaba prestado del ciclomotor elementos como el manillar (desmontable para ocupar menos), el faro, el sillín o el propio motor. Otros componentes también derivaban de otros modelos de la marca, como las ruedas de 9″, que eran las mismas que se usaba en el Montesa Microscooter.

Montesa Mini Mini

Volviendo al motor, este era del fabricante alemán ILO-Motorenwerke (también conocido como JLO). Montesa producía bajo licencia el motor ILO G-50 de 49 cc (38×43 mm), y lo montaba en todos sus modelos pequeños, ya fuese con embrague centrífugo como es el caso, o con dos o tres velocidades. Refrigerado por aire, desarrollaba en esta versión 1,6 CV a 6.400 vueltas, estando alimentado por un carburador Dell’Orto SHA14/10 de 10 mm. En otros modelos de Montesa podía dar más potencia.

Usaba una suspensión delantera de tipo oscilante mientras que para la parte trasera, la amortiguación se confiaba a un conjunto de doble amortiguador. Los frenos eran de tambor en ambos ejes (105 mm de diámetro). Con un depósito de 3,3 litros de capacidad, la velocidad máxima era de 40 km/h. El peso era obviamente reducido, de solamente 44 kg.

Hoy en día y debido a la tirada tan limitada de unidades, es difícil encontrar unidades a la venta de la Montesa Mini-Mini. Y cuando aparecen, si están en buen estado y funcionan, no suelen venderse por debajo de los 3.000 euros, por lo que es un modelo muy codiciado.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea