Moto del día: Suzuki Address 110

Moto del día: Suzuki Address 110

No la conocen ni en su casa, pero vaya si es buena


Tiempo de lectura: 4 min.

Hoy os traigo una moto que no conoce nadie por estas tierras. Se trata de la Suzuki Address 110, la scooter económica y asequible de Hammamatsu. Lo de este modelo no lo entiendo mucho, ya que a priori te llevas un producto japonés, fiable y de calidad, que cumple muy bien con su trabajo y encima por poco dinero, pero es que aún con esas no la compra “nadie”.

La Suzuki Address entra dentro de lo que llamaríamos commuter: vehículos súper racionales cuyo único objetivo es transportarte en tus desplazamientos diarios de rutina lo más rápida y cómodamente posible. Estamos hablando de modelos sencillos, baratos, ágiles y pequeños… algo así como el equivalente motero a un patinete eléctrico.

El scooter japonés casa a la perfección con esa descripción. Estamos hablando de una moto que sólo pesa 97 kg lista para rodar con unas cotas ultra compactas. Mide 1.845x665x1.095 milímetros de largo, ancho y alto, respectivamente. Yo me quedo con esos menos de 67 cm de ancho. Creo que es incluso más estrecha que mi bici.

La distancia entre ejes también es súper reducida, con 1.260 mm. Estamos ante una moto muy muy estrecha que se puede colar por cualquier hueco y super corta de distancia entre ejes, por lo que puede cambiar de dirección, maniobrar y girar en espacios muy reducidos. Desde luego es la reina de las distancias cortas. Las llantas de 14 pulgadas en ambos ejes no hacen sino acentuar estas características.

Suzuki Address 2

A nivel de motor tira por la vía de lo sencillo, sin complicaciones ni florituras innecesarias. Cuenta con un propulsor monocilíndrico refrigerado por aire de 113 cm3, luego la potencia no va a asustar a nadie. Son 9,11 CV actualmente (11 CV en 2015), pero al ser peso pluma las prestaciones están garantizadas, especialmente la aceleración desde parado, y seguro que tiene más reprís que las scooter GT de 125 de las que os hablamos hace unos días. A veces menos es más.

Con un motor tan sencillo como el de una máquina cortacésped, unas ruedas de bicicleta y un peso que no llega a los tres dígitos ya os podéis imaginar que el consumo es absolutamente frugal. Homologa 2,1 l/100 km, cifra que en el mundo real asciende hasta los 2,3 l/100 km. Nada grave, y, en cualquier caso, con un tanque de 5,2 litros la autonomía ronda los 225 km, que son bastantes días sin pasar por la gasolinera si nos ceñimos a recorridos urbanos.

Estéticamente… poco que comentar, la verdad. Estamos ante el típico scooter asiático barato e impersonal. A veces me da la impresión de que los modelos de unas marcas son copias descaradas de los de otras, y a decir verdad no sabría adivinar quien copió a quién. Es como si todos los fabricantes se pusieran de acuerdo en crear las mismas motos impersonales y “clónicas”.

Suzuki Address 3

En cualquier caso, esto no es un problema. La Suzuki Address no se ha diseñado pensando en ser atractiva, se ha diseñado pensando en ser barata y para que aguante todas las perrerías, torturas y malos tratos que implica el ser un vehículo de uso diario en la jungla urbana. Quien quiera estilo que se compre una Vespa, y que la pague, claro.

Hablando de pagar, la Suzuki Address 110 cuesta 2.130 euros nueva. Es una de las scooters más baratas a la venta hoy en día, y además es de un fabricante reputado; por lo que si te haces con una vas a dormir un poco más tranquilo por las noches que si compras algún modelo chino.

Quizá su mayor problema es que en Europa tiene rivales muy muy fuertes, como la Piaggio Liberty, que solo cuesta 70 euros más y la comparación estética… no deja en muy buen lugar al modelo japonés, por no hablar de que la transalpina incluye además ABS de serie.

Para mí la Suzuki Address 110 tiene sentido para usuarios de uso muy intensivo, que necesiten una moto muy dura y muy barata. Me parece una moto que encaja a la perfección con flotas de reparto y mensajería, es el modelo ideal para un “glover”, por ejemplo. La Piaggio es más bonita, dónde va a parar, pero es un poco más sedienta y torpe en ciudad, y, además, al ser más “pija”, aguanta algo peor el maltrato.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Suzuki Address 110 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Javier
Invitado
Javier

En Barcelona se ve alguna, pero dentro de este sector de scooter pequeña, ligera y barata el pastel se lo ha llevado Honda con su Vision 110…aunque yo las veo idénticas.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.