Moto del día: Yamaha FJ 1100/1200

Moto del día: Yamaha FJ 1100/1200

La primera sport turismo de Yamaha era sencilla, pero valía para todo


Tiempo de lectura: 5 min.

Hoy os traemos a la indestructible Yamaha FJ 1100/1200. Así la catalogaban y siguen haciéndolo los que son o han sido sus propietarios en algún momento. Un motor sencillo con una posición cómoda de conducción era el objetivo de la marca de los diapasones con esta oldie.

En 1984 Yamaha decide darle el relevo a su XS 1100 y para ello podríamos decir que se reinventa creando una de las primeras sport turismo del mercado, gracias a un carenado completo delantero, una posición de conducción que no forzaba la espalda de su piloto y un motor rebosante de par desde muy bajas revoluciones, lo que ayudaba en cualquier situación sin tener que recurrir al cambio continuamente buscando la parte alta del cuentavueltas.

Para ello Yamaha monta en la FJ 1100 el bloque de su predecesora, revisándolo por completo y recurriendo a soluciones como colocar el alternador detrás de los cilindros, en vez de en su posición habitual. De esta manera la marca japonesa conseguía disminuir el volumen de la nueva FJ 1100, haciéndola aún más manejable y menos aparatosa que algunas de sus rivales.

Yamaha FJ 1100 2

Yamaha FJ 1100

El bloque de cuatro cilindros y 1.097 cc, refrigerado por aire y aceite, montaba culata de 16 válvulas e iba alimentado por un batería de carburadores Mikuni de 36 mm, todo ello asociado a un cambio de cinco relaciones. El chasis de la FJ, de doble viga perimetral de acero y basculante de aluminio, fue diseñado por Massimo Tamburini y estaba a la altura de las mejores deportivas del momento, confiriéndole una buena rigidez y genial estabilidad, algo que parecía costarle bastante a los fabricantes en esa época.

La Yamaha FJ destacaba por sus cualidades ruteras gracias a una confortable posición de conducción y un motor voluntarioso en toda la gama de revoluciones

En cuanto a suspensiones, la FJ 1100 montaba una horquilla telescópica con barras de 41 mm y regulable en tres posiciones en su tren delantero. Un amortiguador también regulable en dureza y extensión realizaba el trabajo en la parte trasera. Para la frenada se recurrió a un doble disco para la parte delantera y un solo disco en la trasera, siendo los tres de 282 mm y mordidos por pinzas de dos pistones.

En 1986, viendo el auge y acogida tan buena que había recibido la FJ 1100, Yamaha decide retocar su modelo, incrementando su cubicaje hasta los 1.186 cc y consiguiendo subir su potencia de los 125 CV de la 1100 a 130 CV en esta nueva versión 1200, manteniendo el régimen máximo de giro en 9.000 RPM. Esta primer serie de FJ 1200 recibe pequeñas mejoras en el carenado, suspensiones y con mejores bajos y medios en su motor.

Yamaha FJ 1200 4

Yamaha FJ 1200 (1TX)

De este modo su comportamiento deportivo mejoraba respecto al modelo anterior. El peso de la 1200 se incrementó respecto a su antecesora, llegando a los 259 kilogramos. Aún con todo, esta nueva versión conseguía alcanzar los 245 km/h, siendo su mayor virtud el de mantener cruceros a velocidades muy altas sin apenas fatiga para su piloto. Yamaha acaba denominando a esta primera hornada del modelo FJ 1200 como 1TX.

La FJ 1200 recibió a lo largo de su historia varias revisiones para mantenerla en la mejor forma posible frente a sus rivales directas. En 1988 recibe la primera revisión, denominándose a la siguiente serie FJ 1200 como 3CV y se mantendría hasta 1991. En esta ocasión se instala un carenado aún más amplio y se suaviza la curva de potencia para hacerla aún más fácil y cómoda de conducir. La llanta delantera de 16 pulgadas es sustituida por una, de 17″, confiriéndole aún más estabilidad, aunque le resta un poco de agilidad. De todas las FJ, es según la mayoría de usuarios la más equilibrada de la saga.

En 1991 sale la última versión de este modelo. En este caso se denomina en código interno como 3XW. Como mayor novedad en este modelo está la incorporación de ABS en opción por 150.000 pesetas, nunca antes montado en una motocicleta japonesa y reservado solo para las monturas de BMW hasta ese momento. Nuevas mejoras en el motor la hacen la más suave de la saga, pero a costa de perder potencia, quedándose nuevamente en los 125 CV.

Yamaha FJ 1200 1

Yamaha FJ 1200 (1TX)

Además, se sustituye el basculante de aluminio por uno de acero y se incrementa la distancia entre ejes, para hacerla aún más estable si cabe. Se mantiene el mismo equipo de frenado proveniente de la versión anterior, donde se habían instalado pinzas de cuatro pistones en vez de dos, como en la primera FJ, y discos de 298 mm en su tren delantero. También se incorpora un deflector en su carenado delantero y un nuevo sistema de regulación en su suspensión trasera.

Hasta el año 1996 permaneció nuestra protagonista de hoy dando guerra en el mercado. A día de hoy no es muy difícil encontrarla en páginas de anuncios de segunda mano. El mercado de ocasión siempre está bien nutrido con unidades de ella, con unos precios que oscilan entre 1.500 y 2.200 euros de media, dependiendo del año y kilómetros que lleve.

Es una gran moto, con una buena faceta rutera y con la que cualquier domingo puedes hacerte incluso unas curvas en tu puerto de montaña favorito.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Yamaha FJ 1100 o FJ 1200 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.