Engina, la Indian Chief Vintage que quería ser una café racer

Engina, la Indian Chief Vintage que quería ser una café racer

Una custom con corazón V-Twin de 125 CV


Tiempo de lectura: 2 min.

La receta estándar para construir tu propia café racer a partir de una V-twin yankee es comenzar con un modelo “ligero” del fabricante, como la Indian Scout o la Harley-Davidson Sportster. Pero seguir una receta es una fórmula para conseguir un resultado “familiar”, que obviamente no es lo que la compañía alemana de accesorios para motos Detlev Louis Motorrad tenía en mente por su 80 aniversario. La compañía encargó a Detlef Stüdemann y Martin Struckmann la creación de esta increíble moto. Para construir la Engina comenzaron con una Indian Chief Vintage y, posteriormente, eliminaron todo lo que no se parecía a un café racer.

El resultado es una custom sorprendentemente única que tiene un gran motor de dos cilindros en V como foco de atención. El enorme Thunder Stroke 111 de 1.8 litros genera 125 CV gracias al especialista en propulsores Ulf Penner, que agregó nuevos árboles de levas, una admisión sin restricciones, culatas mejoradas y un nuevo mapa motor. El resultado final es un motor a la vista que recuerda especialmente a los empleados por la marca en las décadas de los 50 y 60, siendo un 70% más potente que la mecánica base.

El colector de STParts y el silenciador Shark aseguran que el motor tenga el sonido adecuado

Louis Indian Chief Vintage Engina

Todo está construido sobre un nuevo cuadro ligero fabricado por UNO, el cual utiliza una horquilla delantera invertida y un amortiguador trasero Wilbers. Los frenos Brembo, las llantas Kineo hechas a medida y los neumáticos Bridgestone, así como la triple tija, cortesía de Alpha Racing, con un manillar Gilles, completan el tren de rodaje.

El especialista en personalización Michael Neumann se encargó de la fabricación de la cúpula, asiento y depósito, trabajando codo con codo Kane Blanke, miembro del equipo de Louis. El toque de color corrió de la mano de Danny Schramm, integrando las tonalidades rojo y blanco características de ambas compañías en perfecta armonía.

La Engina ganó el Custom Show en Dortmund, ganó el Best Streetbike en el espectáculo de motocicletas Berliner Motorrad Tage en Berlín, ganó el prestigioso premio Ferro Dell Anno en la Motor Bike Expo de Verona y ocupó el primer lugar en el Swiss Custom en Zürich. Como decía un eslogan de una marca cervecera, allá a dónde va, triunfa.

Lo único que queda por hacer es un viaje por Europa para que podamos ver a Engina por nosotros mismos:

  • 19 y 20 de mayo: The Reunion, Monza, Italia
  • 14 a 17 de junio: Wheels & Waves, Biarritz, Francia
  • 23 y 24 de junio: Festival Cafe Racer, París, Francia
  • Del 29 de junio al 1 de julio: Biker’s Classics, Spa, Bélgica
  • Del 31 de agosto al 2 de septiembre: Glemseck 101, Leonberg, Alemania
COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.