Kawasaki Ninja H2 SX SE+, turismo “fast forward”

Kawasaki Ninja H2 SX SE+, turismo “fast forward”

Ahora con una mayor carga tecnológica


Tiempo de lectura: 3 min.

Kawasaki lanzaba el año pasado su versión sport turismo de su modelo más icónico, la Kawasaki H2 SX. Esta moto, única en su especie por llevar un motor sobrealimentado mediante un compresor volumétrico, se ha actualizado en el Salón EICMA de Milán en sus diferentes versiones, dando cabida a una nueva. La nueva Kawasaki Ninja H2 SX SE+ aporta un plus tecnológico al incluir nuevos gadget entre las que destacan las suspensiones electrónicas, algo que este modelo pedía a gritos.

De esta forma la H2 pensada para viajar cuenta con tres versiones diferentes. Por un lado, la Kawasaki Ninja H2 SX, que prácticamente no cambia respecto a la del año pasado, ya que su única novedad es que puede incorporar, de forma opcional, el cambio rápido KQS tanto para subir como para bajar marchas además de un soporte de nuevo diseño para el GPS.

En el medio nos encontramos con la Kawasaki Ninja H2 SX SE, diferenciada de su hermana por las maletas que equipa de serie además de las cornering lights o luces de curva. Este modelo añade para 2019 y como novedad la pintura autorreparable que ya estrenó la H2 y que permite, en el caso de arañazos no muy profundos, que estos desaparezcan gracias a la tecnología aplicada sobre ella.

Kawasaki H2 SX SEplus 2019 01

Por último está la gran novedad y no es otra que la Kawasaki Ninja H2 SX SE+ de la que hablábamos y que cuenta con un equipamiento del más alto nivel. Para empezar, monta suspensiones electrónicas KECS (Kawasaki Electronic Control Suspension). Se trata de una suspensión semiactiva que ya se usa en la ZX-10 R SE y que va adaptando el tarado de la amortiguación en función de la velocidad, inclinación, tipo de conducción (ya sea Sport, Road, Rain o Rider) y el estado del asfalto. La horquilla de la Ninja H2 SX SE+ es una Showa de cartucho con barras de 43 mm y amortiguador BFCR, idénticas a las de la superbike ZX-10 R SE, aunque en este caso la precarga de muelle también se puede controlar de forma electrónica en 10 niveles.

A nivel de frenos también hay diferencias ya que esta versión monta las últimas pinzas desarrolladas por Brembo, las Stylema, y que son una evolución de las ya de por si formidables M50. De esta forma se consigue mejorar tanto el tacto como la potencia de frenada.

Por último, aumenta la conectividad con los smartphone, pudiendo controlar desde la moto tanto las llamadas como los mensajes y, al mismo tiempo ajustar desde el móvil los parámetros de conducción o conocer toda la información que necesitemos sobre el estado de la moto.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.