Punch Moto, una eléctrica futurista con sabor bielorruso

Punch Moto, una eléctrica futurista con sabor bielorruso

Se espera que se comercialice a partir de 2022 por menos de 6.800 euros


Tiempo de lectura: 3 min.

La Punch Moto es la primera eléctrica que saca Punch Motorcycles, establecida en Minsk, Bielorrusia. Su principal nicho de mercado está en India y Vietnam, ya que son países en los que la motocicleta es el modo de transporte más común entre la población y no tienen tradición de motos japonesas. Sin embargo, podría llegar a Europa en 2022 por algo menos de 6.800 euros, según el fundador, Andrei Ginzbourg.

Esta Punch Moto sigue siendo un prototipo en pruebas, aunque ha tenido un desarrollo bastante rápido y está en una fase avanzada. Se empezó con el proyecto a finales de 2019 y el primer prototipo fue construido en tan solo cinco meses. Va equipada con dos baterías extraíbles fácilmente para poder cargarlas incluso en casa con enchufes domésticos. Cuenta con un sistema eléctrico de bajo voltaje (48 V) para que sea más fácil su reparación en talleres no especializados.

La Punch Moto tendría dos versiones, una de 11 kW (15 CV) -con picos temporales de hasta 25 kW- para alcanzar los 105 km/h, y otra de 15 kW (20 CV) para alcanzar los 120 km/h. La primera versión sería principalmente para cumplir con las regulaciones de la Unión Europea para convertir esta moto en una 125 cc, es decir, limitándola a 11 kW en cualquier caso.

La fabricación de la Punch Moto estará dividida entre las fábricas en el oeste de Europa, que se encargaran del ensamblaje de la moto, y Minsk, como el motor eléctrico y el inversor. Por el momento, se encuentra en pruebas en carretera y en ciudad antes de fabricarla en serie y lanzarla al mercado, lo que no está previsto hasta el 2022.

Se ha concebido esta Punch Moto para atraer a la generación Z nacidos en torno al 2000, y desde la compañía recalcan que es “un producto totalmente nuevo e innovador” y que “no tiene nada que ver con las motos tradicionales”. Tras un estudio de mercado realizado por Punch Motorcycles, han llegado a la conclusión de que esta generación necesitaba algo que fuera más respetuoso con el medio ambiente, al igual que tecnológicamente innovador.

Esta moto se inspira en el concepto de supermotard moderno, como las motocicletas del París de finales de los 80 sin silicona, con un marco de acero y cuerpo de aluminio. El diseño es lo que la empresa llama suprematista, basado en el movimiento artístico originario en Rusia entre 1915 y 1916. Este movimiento consistía en la abstracción geométrica, creando obras a través de formas geométricas fundamentales, en especial el cuadrado y el círculo, por ejemplo, la Composición 8 de Vasily Kandinsky, expuesta en el Museo Guggenheim de Bilbao.

Punch Moto 2

Este movimiento artístico utilizaba colores que eran comunes entre todas las obras, además de los elementos geométricos. Se hacía uso de los tonos rojos, azules, blancos, negros y amarillos, al igual que en la Punch Moto. En el manillar y la pinza de freno se utiliza el amarillo; el blanco en las llantas, el frontal de la moto, una parte del cuerpo y las baterías; el rojo en el soporte de las baterías; y el negro en las barras del manillar, el caballete de sujeción y otros elementos de la moto.

COMPARTE
Sobre mí

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez