Yamaha NMAX 125 2021, el modelo accesible se renueva en profundidad

Yamaha NMAX 125 2021, el modelo accesible se renueva en profundidad

Motor Euro 5 además de chasis y carrocería renovados


Tiempo de lectura: 4 min.

El NMAX 125 es uno de los pilares fundamentales del catálogo de Yamaha. Debemos pensar en él como un vehículo muy urbanita y accesible (por encima estaría el Yamaha XMAX 125), del que se han vendido nada menos que 72.000 unidades desde que fuese puesta a la venta en 2015. En estos datos se ha tenido en cuenta, tanto la versión de 125 cc como la de 155 cc, que se venden en otros mercados. Eso son dos tercios del mercado de Yamaha en este segmento. Renovada ligeramente en 2017 (motor Euro 4), el Honda NMAX 125 2021 se enfrenta ahora a su verdadera actualización en profundidad, tanto estética como dinámica.

El corazón del pequeño NMAX 125 pasa a ser compatible con la homologación Euro 5. Desarrolla 12,2 CV a 8.000 vueltas y un par motor de 11,2 Nm a 6.000 RPM, manteniendo un bajo consumo de gasolina y emisiones (2,2 l/100 – 52 g/km). El propulsor denominado Blue Core, se ha desarrollado teniendo en cuenta tres factores: aumentar la eficiencia, reducir las pérdidas de energía y mejorar la eficiencia del sistema de refrigeración. Pero no solo lo hace Yamaha sino cualquier fabricante de scooters. Al final es el mantra que se repite en las oficinas de los ingenieros de motores.

Este pequeño motor es muy avanzado tecnológicamente, como se puede observar pues cuenta con distribución variable VVA. El árbol de levas de admisión cuenta con dos levas diferenciadas, una para bajas vueltas y otra para altas revoluciones. La centralita decide cuándo utilizar un alzado u otro, manejando así las dos de válvulas de admisión instaladas en la culata SOHC de cuatro válvulas. Las cotas internas del motor son de 52,0 × 58,7 mm, y la compresión de 11,2:1.

Yamaha NMAX 125 2021 13

El chasis ha sido completamente renovado, con un túnel central más amplio que ha permitido aumentar la capacidad del depósito hasta los 11 litros. Con él se ha centralizado mejor las masas y, al mismo tiempo, conseguido una autonomía superior a los 500 km con un solo depósito. También modifica levemente la ergonomía, haciendo la conducción de la Yamaha NMAX 125 más cómoda que antes. Bajo el asiento sigue habiendo espacio para un casco integral.

Entre las tecnologías que incorpora, encontramos un sistema Stat&Stop que detiene el vehículo en semáforos o cruce. Hay también sitio para el ABS obligatorio, o un control de tracción que minimiza las pérdidas de adherencia de la rueda trasera en superficies deslizantes. Hablando de frenos, este está compuesto por un disco delantero y otro trasero de 230 mm. Una horquilla telescópica delantera (100 mm de recorrido) y un doble amortiguador trasero (85 mm de recorrido) regulable en precarga, junto a los neumáticos de 13 pulgadas en medida 110/70 y 130/70, completan una sencilla pero suficiente parte de ciclo.

La carrocería mantiene las líneas maestras del NMAX 125 original, pero el frontal protege mejor del frío y la lluvia, con una cúpula ligeramente curvada en su parte alta. La doble óptica es ligeramente más pequeña (como los intermitentes), y utiliza tecnología LED en todo el equipo de iluminación. La óptica trasera está mejor integrada y, como la delantera, es de menores dimensiones. En el contraescudo hay una guantera con toma de 12 V (no especifican si USB o “tipo mechero”) y un bolsillo frontal, de acceso rápido.

Para el arranque, ya no es necesario utilizar la llave ya que incorpora sistema de encendido Smart Key de Yamaha. Esto ha sido posible después de la integración de una unidad de control de comunicación simple SCCU (Simple Communication Control Unit). Los propietarios pueden descargar la aplicación MyRide de Yamaha en su smartphone (es gratuita), y luego emparejar su dispositivo con la SCCU mediante Bluetooth. La instrumentación LCD da la información habitual, pero además notificaciones de llamadas, mensajes o correos electrónicos, además del estado de la batería del móvil.

Una vez conectada, la aplicación ofrece un gran número de datos, incluyendo el estado de la batería y el aceite, consumo de gasolina, etc. Incluso es posible localizar el estacionamiento, gracias a la última posición que haya quedado registrada en el móvil cuando estaban emparejado con la moto. También incluye el Ride&Record, que muestra datos como la inclinación, aceleración, velocidad, distancia o recorridos anteriores. Todos estos datos se pueden compartir con otros usuarios, descubriendo y compartiendo nuevas rutas.

El Yamaha NMAX 125 2021 estará disponible a partir del próximo mes de febrero de 2021, a un precio de 3.299 euros. El modelo actual y saliente tiene ahora mismo un precio de tarifa de 3.149 euros. Estará disponible en colores Anodized Red, Phantom Blue y Power Grey.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
César
Invitado
César

No es cierto que la capacidad del depósito haya aumentado hasta los 11 litros, se queda en 7,1 litros según datos del fabricante.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.