Una moto china de Amazon sometida a 72 horas de tortura, ¿aguantará?

Una moto china de Amazon sometida a 72 horas de tortura, ¿aguantará?

El desafío incluyó cambiar el aceite del motor si apagar la moto


Tiempo de lectura: 2 min.

Si recordáis, hace un mes os mostramos un vídeo en el que la gente del canal Bikes and Beards compraban una moto china a través de Amazon. Lo cierto es que la moto les salió por aproximadamente 1.200 euros y tras algo de pelea, consiguieron montarla por completo y dejarla en orden de marcha.

Pero sabedores de que cualquier prueba debe terminar con una gran explosión (Cazadores de Mitos dixit), los chicos decidieron someter a la pequeña Hawk de 250 cc a todo tipo de torturas y maltratos. Quizás el más bestia fue sumergirla en una ciénaga para luego tratar de arrancarla previo vaciado de agua y fango, cambio de aceite y algún que otro cuidado.

¿Creéis que arrancará? Pues la respuesta la tenéis en el vídeo siguiente.

Obviamente y como os podréis imaginar, se acabaron viniendo arriba viendo el resultado. ¿Y qué decidieron entonces? Pues echar los arrestos y comprar la moto china de Amazon más cara de todas. Nada menos que una KPR Lifan 200 por la que desembolsaron casi 2.500 dólares, unos 2.320 euros al cambio.

Después de hacer el correspondiente unboxing y probar que todo estaba en su sitio, también decidieron ponerla a prueba con alguna idea que más bien parece destructiva que constructiva. Y curiosamente la moto resistió bastante bien el maltrato con solamente un par de fallos puntuales (la palanca de cambios se descolgó) pero que pudieron ser fácilmente subsanables.

El test comenzó con la firme promesa de que el motor no se podía parar en ningún momento durante 72 horas. Esto son tres días y sus respectivas noches. Han pegado saltos con ella, mantuvieron durante una hora el motor en la zona alta del cuentavueltas y remolcaron una pickup de 3.000 kg durante más de medio kilómetro para comprobar cómo resistía el embrague.

Con el fin de probar lo bien (o mal) que se llevaría con el calor, la dejaron en funcionamiento delante de un soplador de aire caliente con el que quisieron simular un paseo por el desierto. Y para terminar, un más que interesante cambio de aceite.

Pero, espera. Si no podían parar la moto, ¿cómo han hecho el cambio de aceite? Efectivamente, con el motor en marcha. Por lo tanto y entre que sacaron el aceite viejo y llenaron con el nuevo, el motor estuvo aproximadamente cinco minutos funcionando sin aceite y con aparente normalidad.

Lo cierto es que no deja de ser impresionante. Parecen duras las jodías…

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.