Moto del día: Dnepr K-650/MT-8

Moto del día: Dnepr K-650/MT-8

El modelo de Kiev con el que se celebró el 50 aniversario del "Octubre Rojo"


Tiempo de lectura: 4 min.

La industria de motocicletas de Kiev surgió tras la desocupación de las tropas alemanas de Ucrania, después de la guerra del frente oriental. Durante 1932 su centro de operaciones se ubicaba en talleres de reparación para vehículos blindados, que tuvieron que evacuar durante los primeros años de la invasión nazi. A partir de 1943 la actividad de los talleres en Kiev volvió a la normalidad con la reparación de modelos militares, tanto soviéticos como alemanes.

Oficialmente, tras la Segunda Guerra Mundial, se fundó la fábrica de motocicletas de Kiev (KMZ), y un año más tarde se producía el primer modelo, la K-1B “Kyivlianin”. Este modelo resultó ser la copia del Wanderer 1SP alemana, un modelo bastante simple que recibió la Unión Soviética de Alemania como indemnización de guerra. Todas las características principales del modelo alemán fueron a la “Kyivlianin” menos el motor, que fue elaboración de la propia fábrica.

“Kyivlianin” significa “habitante de Kiev” o “kievita”

La fábrica de motocicletas de Gorki (GMZ) cerró en 1949, lo que hizo que muchos de sus especialistas y la maquinaria de la M-72 fueran a pasar a KMZ. La fábrica de Kiev fue cerrando su producción anterior e invirtiendo desde 1951 en esta nueva moto, que había dado muy buenos resultados en la guerra. Durante todo este proceso y hasta 1953, KMZ estuvo bajo la supervisión de la dirección general de la industria de motocicletas y bicicletas (Glavmotoveloprom).

Dnepr K650 2

Fotografía: © Guillermo Durantula

La K-650 se trata de un modelo evolucionado de motos como la propia M-72, e inspirada (por no decir copiada) en otras como la alemana BMW R 71 o la mencionada versión rusa. De las M-72 se produjeron un lote de 500 motores y cajas de cambio, mientras IMZ (en Irbit, Siberia) suministró 500 piezas del tren de rodaje. La K-750 de 1958 reemplazó a la M-72, que se empezó a utilizar de nuevo en el ámbito militar, después de que KMZ se alejara de su colaboración con IMZ.

El motor de KMZ no llegaba al nivel de potencia deseado y tampoco era muy eficiente. Se calentaba mucho y eso afectaba mucho a su durabilidad, podía romperse pasados los 20.000 km. En 1960 se empezó a trabajar en su reemplazo e implicó al Instituto Politécnico de Kiev para mejorar el motor internamente.

Fue en 1967 cuando KMZ presentó su primera moto en tener el sistema de OHV (válvulas en cabeza) en el motor, celebrando el 50 aniversario de la revolución socialista de octubre: la Dnepr K-650. La palabra “Dnepr” (en ucraniano “Дніпро”) significa Dniéper, es decir, el cuarto río más largo de Europa, que cruza Rusia, Bielorrusia y la propia Ucrania. Para los curiosos, la pronunciación es “Dnipró”. Se puso a la venta a partir de 1968.

Dnepr K650 3

Fotografía: © Guillermo Durantula

El nuevo motor de la K-650 llegó a ser incluso más pequeño: de 750 cc a 650 cc, pero con un incremento de 6 CV y mejor rendimiento termodinámico. El nuevo diseño quiso aumentar la vida útil del motor, y así fue, las pruebas demostraban poco desgaste al recorrer 40.000 kilómetros. El salto cualitativo respecto a su predesora fue evidente.

El nuevo motor apuntaló una moto con un sorprendente dinamismo y una velocidad máxima de 105 km/h. El peso en seco es de 320 kg y su motor, un bóxer bicilíndrico de cuatro tiempos con dos carburadores K-301, eroga 32 CV a 5.200 RPM. El embrague es de doble disco en seco y los frenos de tambor, incluido el del sidecar. Hubo versiones civiles y militares, también hubo configuraciones “solo” sin el sidecar.

La Dnepr K-650 se comercializó en el Reino Unido como Cossack 650D

Cuando los estándares estatales (GOST) se cambiaron, la “K” del modelo fue sustituido por “MT” y la K-650 pasó a llamarse oficialmente MT-8. En 1974 se dejó de producir y se reemplazó por la MT-9, que incorporaba un chasis más moderno y marcha atrás.

Dnepr K650 4

Fotografía: © Guillermo Durantula

Después de que Ucrania se convirtiese en un país independiente en 1991, a los modelos de KMZ se les empezó a llamar de manera oficial Dnepr, pero para entonces sus ventas ya estaban cayendo. La K-650 fue la primera “Dnepr”, aunque el término se ha generalizado para toda la saga de motos pesadas rusas a partir de ese modelo.

Agradecemos a Guillermo Durantula (@wolf.stalker) su amabilidad al cedernos las fotos de su Dnepr K-650 restaurada por él mismo. En Forocoches está colgado un completo hilo con el proceso de restauración.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Como ya he dicho en el artículo de la Ural, para un loco de los cacharros soviéticos como un servidor estos artículos son oro, muchas gracias!!.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.