Hyosung Bobber GV 125S 2022, única en su especie

Hyosung Bobber GV 125S 2022, única en su especie

Por poco más de 4.000 euros te llevas la única moto de 125 cc que mantiene un motor bicilíndrico


Tiempo de lectura: 3 min.

La Hyosung Bobber GV 125S 2022 no nos es desconocida por estos lares. No en vano la probamos hace año y medio, aunque por aquel entonces se conocía como Hyosung GV 125S Aquila. Un cambio de denominación, que hace desaparecer el conocido apellido Aquila que siempre han tenido los modelos custom coreano. El modelo 2022 no sufre cambios (ni falta que le hace) más allá de un motor Euro 5. Y es precisamente su propulsor, único en su especie, el que la hace tan especial.

En un mundo de motores monocilíndricos en las categorías pequeñas, hablar de la Hyosung Bobber GV 125S es hacerlo de la única moto de 125 cc y que puedes llevar con el A1 o el B, y que mecánicamente confía en un motor de dos cilindros en V. Sí, tal cual, son dos cilindros para lo bueno (mucho) y lo malo (algo siempre hay).

Se trata de un propulsor como decíamos de dos cilindros en V a 60º. Cubica exactamente 124,7 cc, gracias a dos pequeños cilindros de 42×45 mm cada uno. Sobre ellos, hay una culata de doble árbol de levas DOHC y tres válvulas (dos de admisión y una de escape). Con todo ello ofrece 13,5 CV a 10.250 RPM, además de un par motor máximo de 10,2 Nm a 9.250 vueltas.

hyosung gv125s nsf 7 1

Puede que no sean cifras espectaculares, al menos en números, pero el secreto no es cuánto es capaz de entregar sino el cómo es capaz de hacerlo. Curiosamente le gusta girar algo de vueltas, pero se lleva bien con el “tractoreo” a medio régimen, más propio de una moto de este corte y estilo. No nos olvidamos de la refrigeración líquida, o la caja de cambios que confía en solamente cinco relaciones.

Si el motor es lo más raro de la Hyosung Bobber GV 125S, el resto de elementos son más o menos comunes: chasis tubular de acero, horquilla convencional con barras de 35 mm y 136 mm de recorrido, doble amortiguador trasero con 67 mm de recorrido y regulables en precarga, un disco de 270 mm delante con pinza de tres pistones y otro trasero de 250 mm, pinza monopistón y frenada combinada CBS.

Son 165 kg en orden de marcha, con un depósito de gasolina de 12,5 litros. Con un consumo contenido de 2,7 l/100, eso se traduce en más de 450 km de autonomía. En nuestra prueba, sin miramientos, los gastó unos 3,3 litros así que no está tan alejado del anunciado, siendo fácilmente alcanzable con un uso más civilizado. La instrumentación que combina un reloj analógico y una pantalla digital nos dice que la moto ya tiene unos añitos, pero sigue siendo perfecta. No siempre es necesario un pantallón TFT.

hyosung gv125s nsf 3 1

Uno de sus factores claves es la estética bobber. El acabado oscuro, el neumático delantero de generosa sección y diámetro algo más pequeño de lo habitual (120/80 R16), la trasera con un balón de 150 mm en llanta de 15″, o muchas piezas perforadas para aligerar peso (tradicional en este tipo de motos), está muy presente.

Es una moto que da el aspecto de ser de más cilindrada que simplemente 125 cc, y por ello casi no hay diferencia con su hermana de 300 cc (que también probamos no hace demasiado). Con un asiento a solo 710 mm, no te subes a ella sino que te bajas hasta el asiento. Cómoda, con un triángulo ergonómico en el que encaja casi todo el mundo, es tan válida para recorridos urbanos como escarceos de fin de semana por carreteras convencionales a ritmo sosegado.

Disponible en tres colores (naranja, negro mate o negro brillo), la Hyosung Bobber GV 125S apura las últimas Euro 4 a un buen precio de 4.089 euros, con financiación y regalo de asiento monoplaza.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.