¿También suspiras esperando la futura Bimota KB4?

¿También suspiras esperando la futura Bimota KB4?

Aunque no es oro todo lo que reluce porque este render tiene alma de Bimota DB7


Tiempo de lectura: 3 min.

Sabemos que los italianos trabajan en una Bimota TESI H2. Y también sabemos que están desarrollando una Bimota KB4. La llegada de Kawasaki ha dado alas a la pequeña factoría de sueños húmedos. Pero aunque hemos podido ver la futura TESI, poco o nada se conoce la que sería la cuarta integrante de la familia “KB” y que empezó con la primera de la saga, la Bimota KB1 de la que ya te hablamos.

Ahora hemos cazado un fotomontaje (o mejor dicho, render) de la futura Bimota KB4. Sin embargo hay demasiados cambios respecto al primer diseño que vimos, con lo que estamos seguros que no se trata de algo oficial sino seguramente está hecho por algún aficionado. Pero ojo, esto no le quita mérito ya que el resultado es magnífico pero hay que tener en cuenta que menos el carenado, el resto diferirá mucho de la moto que está por llegar.

¿Por qué? Pues porque a nada que nos fijemos, nos damos cuenta de que lo que se esconde debajo de la carrocería no es otra cosa que el chasis de la Bimota DB7. O el de la DB8 que lanzaron un par de años después y que se diferenciaba en elementos como el motor (Ducati Testastretta 1198 frente al 1099 de la DB7), y un menor uso de la fibra de carbono. Con ello se conseguía reducir la factura en unos 3.000 euros hasta dejarla en aproximadamente 23.000 euros. Estaba además preparada para albergar un pasajero con más garantías..

Bimota KB4

Obviamente un chasis y geometrías pensados para albergar en un interior un motor bicilíndrico de Ducati, es complicado que se pueda adaptar para otro completamente diferente. Porque recordemos que, según las primeras imágenes, la Bimota KB4 usaría el motor de cuatro cilindros de la Kawasaki Z 1000. De serie este motor desarrolla 142 CV pero a buen seguro que los técnicos de Kawasaki, junto a los italianos, podrían extraerle un buen puñado de caballos y situarla así por encima de los 150 CV.

Obviamente si tenemos en cuenta que las deportivas de hoy en día se mueven en los 200 CV, puede que no nos parezcan demasiados. Pero Bimota aboga por componentes exclusivos, y también por la reducción al máximo de las masas no suspendidas e inercias. Todo ello con la finalidad de conseguir mantener el peso controlado. Para que nos hagamos una idea, la DB7 pesaba escasamente 170 kg y tenía 170 CV. Esto nos lleva a una interesante pregunta. ¿Qué es mejor? ¿200 CV con 200 kg o 155 CV con 170 kg? Lo normal es que, frente al cronómetro, las mejoras al reducir un kilo en una moto sean mayores que las que se consiguen aumentando la potencia en un CV.

Pero dejando a un lado la parte técnica, debemos quedarnos con la estética. ¿cómo luciría la Bimota KB4 con ese aspecto? Pues realmente le queda genial ya que consigue una estampa muy old school pero con un rendimiento moderno, sin necesidad de recurrir a un restomod. Cada vez tenemos más ganas de ver alguna imagen real del próximo modelo de Bimota.

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.