Moto del día: BMW C1

Moto del día: BMW C1

Comodidad y seguridad a un nivel superior


Tiempo de lectura: 1 min.

En su día la BMW C1 fue un planeamiento muy audaz, una moto con un carenado parcial para sentirse como en un coche, pero con la facilidad de movimiento -bueno, casi- y la practicidad de un scooter, eso sí, idealmente monoplaza, aunque algunas versiones podían llevar eventualmente un pasajero. Con una producción de más de 12.000 unidades, fue un modelo de vida comercial relativamente breve.

Como puntos a su favor, ofrecía mucha seguridad al proteger al conductor de cierto tipo de colisiones, sin necesidad de casco salvo en un par de países. Se confía en el cinturón de seguridad para mantener al motorista amarrado al vehículo, y los frenos ABS opcionales daban bastante confianza. El motor resultaba muy económico, con 125 cc homologaba 2,9 l/100 km de gasolina, y bien barata era en los primeros años 2000.

Por contra, el centro de gravedad y la conducción de este modelo era un poco peculiar, que podía despistar incluso a moteros experimentados. No era especialmente cara (menos de 6.000 euros al cambio), pero tampoco barata. Su practicidad estaba limitada por ser monoplaza, tenía muchas opciones y el motor de 125 cc daba unas prestaciones correctas, pero iba muy lastrado (185 kg). Hubo una versión de mayor potencia y 200 cc, con una ganancia limitada de prestaciones.

Pese a todo, se mantienen muchas circulando hoy día y sus dueños hacen lo que pueden por mantenerlas. Contribuye a su supervivencia que su valor residual cayó menos que el de otras opciones de la competencia. En Reino Unido le condenó el tener que circular obligatoriamente con casco. Tal vez con tecnología más moderna y en un momento diferente se hubiese vendido mucho mejor.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.