Menu

Moto del día: Confederate X132 Hellcat Combat

La V-Twin atmosférica más rápida de la historia

Moto del día: Confederate X132 Hellcat Combat

Los que conocéis la marca Confederate, ya sabéis que siempre hacen productos exquisitos de mucha calidad, aunque claro, eso tiene un precio y no es pequeño precisamente. La moto de hoy posee el récord de velocidad de una moto de aspiración natural en configuración V-Twin y más de 2.000 cm3. Se trata de la Confederate X132 Hellcat Combat.

El 29 de agosto de 2012 fue al famoso lago salado de Boneville a por un récord, y se lo llevó, alcanzando la velocidad de 277,146 km/h. La moto número 001 estaba pilotada por James Hoegh y consiguió batir el récord sin mucho esfuerzo. Pero no fue suficiente para la marca. En su afán de superarse, volvieron un año después para intentar batirlo. El piloto era el mismo, aunque la moto tenía ligeras modificaciones para que fuese más rápida. El 28 de agosto de 2013 lo volvían a hacer, batiendo el récord anterior y dejando la marca en 285,813 km/h, récord que sigue siendo válido hoy en día.

Este «bicho», tiene un motor de dos cilindros en V a 56º y 2.163 cm3 que ofrece 160 CV y 216 Nm de par, y emplea entre otros materiales, aluminio 6061 de especificación aeronáutica, montado sobre un chasis de acero reforzado. La doble horquilla delantera es de 48 mm, y la trasera recae sobre un conjunto muelle-amortiguador Race Tech. Ambas suspensiones se pueden regular en compresión y rebote.

En cuanto a frenos, los delanteros son de la marca Beringer, con un doble disco y pinzas radiales Aerotec de cuatro pistones. Detrás la marca recurre a un disco sencillo con una pinza Brembo Monoblock de dos pistones, suficiente para detenerla en una distancia contenida. En cuanto a ruedas, las llantas son de fibra de carbono, y para los neumáticos la marca recurre a Pirelli con sus Diablo Rosso en medidas 120/70 ZR17 delante y 190/55 ZR17 detrás.

De este modelo se fabricaron únicamente 36 unidades, todas realizadas a mano, y eran personalizables por el usuario, marcando la unidad con su nombre, por ejemplo. Evidentemente todo este despliegue tiene un precio, y el suyo era de 72.000 dólares, muy alto, pero a cambio tenías una pieza de coleccionista.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.