Moto del día: Derbi RC 125 Karmathan

Moto del día: Derbi RC 125 Karmathan

La enduro de la marca española reconvertida a trail


Tiempo de lectura: 5 min.

En los primeros compases de 1986 fue el momento en que Derbi decidía darle una vuelta de tuerca a su emblemático modelo de enduro, la RC 125, para convertirla en una trail con un aire a las motocicletas que luchaban por la victoria en el desierto del Paris-Dakar, incluso dotándola del sobrenombre Karmathan, haciendo referencia a un tipo de viento reinante en África.

La marca española se había dado cuenta que, en especial las marcas italianas, habían copado el mercado del cuarto de litro con motocicletas de tipo trail, con aspectos voluminosos y atractivas y coloridas estéticas, además de potentes propulsores 2T con los que además de ser útiles y cómodas, fueran rápidas en cualquier circunstancia. Por otro lado, su RC 125 en versión de enduro no pasaba por los mejores momentos, por lo que dar un giro radical al modelo, era una de las mejores opciones que la factoría de Mollet podía dar a su veterana motocicleta y que mejor forma que vistiéndola de trail, con una acertada estética y componentes de primer nivel.

La Derbi RC 125 Karmathan, venía para intentar darles la réplica a los diferentes modelos tipo trail, que habían ido llegando al mercado español en los últimos tiempos

Partiendo de la versión Enduro, esta nueva Karmathan disponía tanto del chasis de simple cuna desdoblado de esta, así  como de su mecánica, con  el monocilíndrico de dos tiempos y 123 cc que la propulsaba, aunque este último puesto a punto para entre, otras cosas, dosificar la entrada de potencia y dotarlo de una mejor respuesta en bajos y medios regímenes. El mencionado motor contaba con unas cotas internas de 54×54 mm, disponiendo de refrigeración líquida y sometido a una compresión de 14:1. Por otro lado la alimentación corría a cargo mediante un carburador Dell orto  de 36 mm y el sistema de embrague era del tipo multidisco en baño de aceite con amortiguador de par.

Con estos datos, la nueva versión de la incombustible RC 125 era capaz de desarrollar una potencia final de 27 CV a 11.000 RPM, por lo que nos garantizaba unas prestaciones de primer orden. Además para esta versión, se montó un piñón de ataque con un diente más, básicamente para alargar el desarrollo y conseguir un funcionamiento más desahogado de revoluciones en carretera abierta.

Tanto chasis como motor pertenecían a la versión de enduro de la marca de  Martorelles, aunque vestida para la ocasión con un kit de fibras específico y algunos detalles para convertirla en una motocicleta más utilizable

Otro de los puntos donde se trabajó para la puesta a punto de la nueva trail de Derbi fue en la parte ciclo, donde se incorporaron elementos como una horquilla Marzocchi con barras de 40 mm en su tren delantero, disponiendo de un recorrido máximo de 300 mm. Para la zaga un monoamortiguador central WP fue el elegido, disponiendo de 310 mm de recorrido y hasta 11 posiciones de reglaje.

En el apartado de la frenada se optó por un disco suministrado por Brembo de 220 mm de diámetro en la parte frontal, siendo un tambor de 130 mm el que desempeñaba la función en el tren posterior, garantizando en cualquier caso un buen mordiente para detener los 118 kilogramos declarados en seco por Derbi. Las llantas recurrían a las medidas que se estilaban en la época, siendo de tipo radial y calzadas con neumáticos Pirelli 3,00×21 pulgadas en el frontal y 4,50×17 pulgadas en la rueda trasera.

Derbi RC 125 Karmathan 2

Pero si en algo destacaba esta Derbi RC 125 Karmathan era en su renovada estética, donde a primera vista resaltaban su generoso asiento para dos plazas que quedaba encastrado a un nuevo depósito de combustible fabricado en aluminio y de 18,5 litros de capacidad. También de nueva factura y fabricadas por Acerbis eran tanto el guardabarros delantero, como la careta frontal y los protectores de manetas. El resto de fibras eran de fabricación casera por parte de Derbi.

Con un potente propulsor y un buen acabado a base de componentes firmados por Brembo o Marzocchi, la Derbi RC 125 Karmathan disponía de una buena carta de presentación, además de un precio muy atractivo -y de los más bajos de la categoría-

Por otra parte, y siguiendo con la puesta a punto a nivel visual de la Karmathan, estos dispusieron unos guardapolvos en su horquilla delantera, típico de las trail del momento, así como una parrilla portabultos sobre el guardabarros trasero. Caballete central o un cuadro de instrumentos con velocímetro e indicador de temperatura también formaban parte del equipamiento del momento.

El precio final de la trail del octavo de litro de Derbi se situaba en las 369.000 pesetas, siendo más barata por ejemplo que una Cagiva Elefant 125, que partía desde las 439.000 cucas, es decir, casi un 20 % más cara que la motocicleta española. Otras, como la Aprilia MX 125, llegaban hasta las 516.000 pesetas, por lo que nos podemos hacer una idea de lo ajustada que quedaba la tarifa de la Karmathan.

En la actualidad es muy complicado encontrar una de estas motocicletas a la venta, y cuando sale alguna unidad lo hace a precios bastante altos, básicamente por las pocas que quedan en la actualidad y ser parte de una de nuestras marcas nacionales que más gustan a los coleccionistas y amantes de este tipo de motos en nuestro país.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Derbi RC 125 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.