Moto del día: Norton Commando 961 Sport Mk. II

Moto del día: Norton Commando 961 Sport Mk. II

La legendaria motocicleta de la marca británica vuelve con mas fuerza que nunca


Tiempo de lectura: 8 min.

Si de motocicletas especiales y con pedigrí hablamos, creo que la Norton Commando 961 Sport Mk. II es sin duda uno de los máximos exponentes dentro de esas características en el mundo de las dos ruedas, bien por su historia o por la forma en que se ha preservado en esta nueva reedición, toda la esencia que encumbró al modelo en los años 60 y comienzos de los 70.

Era el año 1967 cuando la marca británica presentaba por primera vez aquella motocicleta en el Earls Court Show, sin saber que se convertiría en una leyenda desde aquel mismo instante. Tal fue el revuelo que causó aquella máquina que se galardonó como moto del año durante cinco años consecutivos, desde 1968 a 1972, gracias a la revista Motor Cycle News.

Pero la historia de aquella legendaria máquina no terminó como hubiéramos deseado todos aquellos que amamos las dos ruedas y tras varias rachas en el que la economía de la marca no iba como debía y tras casi 10 años de producción Norton se declaraba en quiebra. Luego vendría la fusión con BSA, el lanzamiento del motor Wankel e incluso la creación de una deportiva capaz de medirse con las 500 GP del momento, la Norton RCW 588, pero que nuevamente y por falta de financiación y lo complicado de aquella tecnología de rotores, cayó en saco roto.

Norton Commando 961 Sport Mk II 2

En la nueva Norton Commando 961 Sport Mk. II ha cambiado todo para que todo siga como siempre, manteniendo la genética de aquella moto que fue un hito en el país británico a finales de los 60

Pero como no podía ser de otra manera, la marca británica debía resurgir de sus cenizas, y así lo hizo. Primero de la mano de un estadounidense, Kenny Dreer, que se hizo con los derechos de la marca y fue el ideólogo de crear una Commando moderna manteniendo la esencia de la motocicleta pero mejorándola con componentes actuales, eso sí, usando la electrónica justa y necesaria para poder pasar los controles de restricción medioambientales, sin que estos se entrometieran en la conducción.

Ese proyecto lo llevó hasta enero de 2003, cuando por fin había conseguido crear su primer prototipo de la Norton 961; tres años después presentaba la moto definitiva en Cycle World en marzo de 2006. Pero nuevamente la situación financiera y un proyecto que no se sabía muy bien hacia donde iba hizo que Dreer, tras fabricar siete unidades de aquella primera Commando 961, vendiera los derechos de la marca en 2008 a Stuart Garner, empresario británico y propietario de Norton Racing Ltd.

Así que durante tres años y manteniendo el diseño de la moto de Kerr, en las nuevas instalaciones de Donington Hall, se trabajó a fondo en la mecánica y mejoras de la parte ciclo, presentando en 2011 una primera serie de 200 unidades denominada 961 SE -o 961 Sport Mk. I- y que sirvió de base para la que es hoy nuestra protagonista, la Commando 961 Sport Mk. II.

Norton Commando 961 Sport Mk II 9

Presentada oficialmente en 2017, no es más que una evolución y mejora de aquella SE inicial, en la que se han ido puliendo detalles para convertirla en la digna sucesora de aquellas Commando que vencían en los 70 en el TT de la Isla de Man, aunque en esta nueva reedición se ha buscado el hacerla más utilizable y adaptarse a unas condiciones de mercado, que nada tienen que ver con las de hace casi cinco décadas.

Tras el proyecto fallido de Kenny Dreer, es Stuart Garner el que lleva a la serie la primera versión de la 961, denominada SE, y que serviría para llegar hasta la Commando 961 Sport Mk. II que hoy os traemos

Para ello la empresa británica diseñó desde cero el nuevo propulsor de la 961 Sport, que indudablemente debía mantener aquella arquitectura mecánica de la Commando originaria. Un bicilindrico en paralelo de 961 cc y refrigeración por aire-aceite es el encargado de darle vida a la resurrección de la venerada Commando.

Este consta de 4 válvulas y unas dimensiones de 88×79 mm por cilindro, con alimentación por inyección electrónica y una compresión de 10:1, consiguiendo desarrollar una potencia final de 72 CV a 7.500 RPM y un par máximo de 67 Nm a 6.500 RPM, todo ello transmitido a su rueda trasera mediante un cambio de cinco relaciones.

Norton Commando 961 Sport Mk II 6

Evidentemente la potencia que emana su propulsor no es excelsa, pero no es eso lo que se ha buscado en esta 961. El aprovechamiento de su par motor y su entrega desde prácticamente las 1.000 RPM son sus mejores bazas, consiguiendo hacerla una motocicleta mucho más racional que sus antecesoras. Si a ello le unimos una parte ciclo de primer nivel, es de recibo decir que esta Commando 961 es una de las motocicletas mejor fabricadas de Reino Unido, sin tan siquiera tener que hacer referencia a sus orígenes.

La calidad de fabricación en esta nueva Commando 961 está fuera de toda duda y además se ha respetado la configuración mecánica y de chasis que fue iniciada en la primera versión del modelo, allá por 1968

El chasis es un tubular doble cuna fabricado en acero y por debajo de este pasan las dos salidas de escape que nacen desde el bloque, fabricados en acero inoxidable y dotados de conversor catalítico para poder atenerse a la normativa Euro 4.

Es en el plano de las suspensiones donde podemos empezar a saborear la calidad de esta bella británica, donde una horquilla invertida Öhlins con barras de 43 mm es la protagonista en su frontal, siendo sendos amortiguadores laterales con botellas independientes los que hacen el trabajo en la zaga, todo ello ajustable con diferentes reglajes para poder sacar el máximo provecho de la Norton Commando 961 Sport Mk. II.

Norton Commando 961 Sport Mk II 7

Para la frenada la empresa británica se ha encomendado a un poderoso equipo de frenado, dotando a la nueva Commando en su frontal de sendos discos flotantes de 320 mm de acero y carbono mordidos por pinzas radiales monoblock de cuatro pistones. En la trasera un disco de 240 mm y pinza de dos pistones hacen su parte para detener los 205 kilos en seco declarados por la marca, todo ello fabricado por Brembo, incluidas las bombas y asistida por un sistema de ABS.

Pero no solo en la parte ciclo se ha puesto toda la carne en el asador para que esta reedición de la mítica Commando esté a la altura. Todos y cada uno de los detalles de esta británica te confirman una y otra vez que no estás ante una motocicleta al uso y que detrás de su fabricación hay mucho más.

La marca británica ha recurrido a las mejores marcas de componentes para ensamblar esta nueva Commando 961 Sport, desde Öhlins para la amortiguación o Brembo que es quien ha fabricado su poderoso equipo de frenado

Como por ejemplo sus tijas de aluminio mecanizado o su manillar cónico de aluminio anodizado en negro. También su piloto trasero que queda carenado o su tablero de instrumento donde a cada lado del contacto hay una pequeña chapa con inscripción. En la de la derecha podemos leer el modelo de la moto y a la izquierda de este nos encontramos con la frase inscrita, “Norton Hand Made in Donington Hall”, es decir Norton fabricada a mano en Donington Hall.

Norton Commando 961 Sport Mk II 8

Porque ese es otro de los detalles que hacen aún más especial esta moto y es el tratamiento tan artesanal que se le da a cada fase de su construcción, consiguiendo que cada moto que sale de las instalaciones de la marca sea totalmente diferente a las demás, entre otras cosas por la infinidad de posibilidades que ofrece Norton a sus clientes para acicalar a su nueva Commando 961 Sport.

Tenemos desde seis coloraciones diferentes, pasando por extras como el asiento monoplaza o para dos ocupantes, llantas de carbono, diferentes tipo de escape, incluso para circuito, cubrecadenas, soporte de matrícula o guardabarros trasero en carbono, etc. Todo depende nuestro gusto y -por supuesto- presupuesto, ya que esta Norton 961 Sport Mk. II parte de un precio de 18.695 euros, nada descabellado si la comparamos por ejemplo con la Triumph Thruxton RS o la Kawasaki Z 900 RS, entre otras, teniendo en cuenta la dedicación y esmero que lleva esta moto en su fabricación.

En lo que estamos de acuerdo todos es que la reaparición de Norton en el segmento de las dos ruedas es algo que siempre nos alegra a los amantes de este tipo de motos, aunque no está muy claro su futuro próximo, ya que desde abril de 2020 la empresa India TVS Motor Company se ha hecho con el control de la marca. Veremos hacia dónde va esta nueva etapa de Norton y si seguirá manteniendo su buque insignia entre nosotros.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Norton Commando 961 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.