Moto del día: Honda NSR 500

Moto del día: Honda NSR 500

El “Big Bang” de las motocicletas de competición


Tiempo de lectura: 2 min.

La Honda NSR 500 fue la motocicleta de carreras del fabricante japonés que se utilizó entre 1984 y 2002 en el Campeonato Mundial de Motocicletas de 500 cc. Con diez títulos de campeones mundiales de pilotos y más de 100 victorias en su palmarés deportivo, la NSR 500 es considerada una de las más exitosas en su clase.

El campeonato del mundo de motocicletas estuvo dominado en la clase de 500 cc desde 1975 por propulsores de dos tiempos. En 1979, Honda se reincorporó a la competición después de haber ganado el campeonato de constructores en 1966 por última vez. En 1983, Honda nuevamente ganó el título en el campeonato con la NS500 aunque, el desarrollo del motor V3 parecía tener un rendimiento bastante limitado.

El motor V4 refrigerado por agua con una cilindrada de 499 cc y ángulo de inclinación de 90 grados erogaba en 1984 140 CV a 11.500 revoluciones por minuto. El depósito de combustible estaba en el modelo de ese mismo año -algo innovador- debajo del motor, y el sistema de escape sobre el mismo. En 1987, el motor fue revisado y el ángulo entre bancadas cambió a 112 grados. La potencia aumentaba hasta los 149 CV a 13.000 vueltas.

Honda NSR 500 (1995)

Honda NSR 500 (1995)

Para la temporada de 1990, el orden de encendido se modificó y la potencia aumentó a 165 CV a 12.000 revoluciones por minuto. Para la competición de 1991, el rendimiento aumentó a 170 CV, alcanzando la versión de 1998 los 180 CV. En su etapa final tenía nada más y nada menos que 200 CV a 13.500 RPM, un incremento de casi un 30% desde que hiciera su debut en Gran Premio de Sudáfrica de 1984.

El chasis de la NSR 500 consistía en un marco de aluminio, horquilla invertida y un brazo oscilante con monoamortiguador y deflexión progresiva. El modelo de 2001 tenía una distancia entre ejes de 1.400 mm, un peso en vacío de 131 kg y un depósito de gasolina capaz de alojar 32 litros. Ambas ruedas estaban constituidas por llantas ligeras de 16,5 pulgadas que ayudaban a manter el peso a raya.

Mick Doohan fue de 1994 a 1998 cinco veces campeón del mundo con la Honda NSR 500, continuado por Álex Crivillé en 1999 y, en 2001, Valentino Rossi consiguió su primer título mundial en la categoría.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.