Moto del día: Honda Super Cub

Moto del día: Honda Super Cub

La "little Honda" que convenció al mundo entero


Tiempo de lectura: 1 min.

La Honda Super Cub es uno de los modelos más icónicos que existen en el mundo de las dos ruedas. Con 60 años a sus espaldas y vendida en más de 160 países, Honda revolucionó de tal manera la industria que, a día de hoy, se sigue fabricando sin perder su esencia básica: ser un medio de transporte sencillo, fiable y económico.

Digo sencilla porque equipaba un motor de un sólo cilindro y 49 cc. Desarrollaba 4,5 CV, suficientes para mover los apenas 65 kilos de masa hasta una velocidad máxima de 69 km/h. Fiable, porque su construcción era tan simple que podía funcionar bajo cualquier circunstancia y podía ser reparada con herramientas de casa. Económica, porque en 1958, cuando se lanzó el modelo, tenía un precio de 55.000 yenes, unas 9.000 pesetas de la época.

Cuenta la historia que Takeo Fujisawa, la mente financiera de la incipiente Honda, retó a su amigo Soichiro Honda, ingeniero y alma máter de la empresa, a que si lograba construir una moto pequeña y carenada, podría venderla. “No sé cuántos restaurantes hay en Japón que sirvan fideos, pero seguro que todos querrán una para sus entregas a domicilio”, explicó para terminar de convencerle. Y vaya si lo hizo.

Esta moto fue capaz de motorizar a todo un país cuando vio la luz y, con más de 90 millones de unidades construidas, no es tirarse al pisto cuando se puede afirmar que ha sido -y es- la motocicleta más exitosa de la historia. Como curiosidad, los Beach Boys le dedicaron una canción en 1964, Little Honda.

 

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea