Moto del día: Horwin CR6

Moto del día: Horwin CR6

Una café racer eléctrica que puedes conducir con o sin cambio manual


Tiempo de lectura: 4 min.

La Horwin CR6 se presentó en la Esposizione Internazionale Ciclo e Moticiclo (EICMA o salón de la moto de Milán) como un nuevo modelo eléctrico el pasado noviembre –tenemos vídeo-. Junto a su versión CR6 PRO, la compañía quiso traer de vuelta el diseño urbano de las míticas café racer (de ahí las siglas CR) que reinaron entre los cafés de las ciudades europeas. La movilidad y la cultura rockera de entre los años 50 y 60 dieron nombre a este tipo de motos, muy populares para ir de bar en bar.

En ellas todo lo innecesario se quitaba de en medio, incluyendo lo relativo a la comodidad. Los conductores utilizaban las motos, que podían ser de cualquier modelo, para realizar mejoras aerodinámicas, cambiar los manillares por unos más profesionales o aumentar la capacidad del depósito. Personalizar la estructura de la moto llegó a considerarse algo muy normal en Reino Unido, país donde nació esta práctica.

Ahora la Horwin CR6 nace para el público europeo que siente esa llamada a la movilidad urbana con estilo café racer. A pesar de ello, no ha dejado de ser otro modelo más que ha querido sumarse a la tendencia eléctrica “moderna” de las marcas, enfocadas a una movilidad cómoda y provechosa, algo que no tiene nada que ver con el espíritu de las CR. La Horwin CR6 se posiciona entre las alternativas más económicas y las de gama más alta -como las Zero-.

Horwin CR6 1

El diseño retro cumple con el enfoque que se le había dado a esta Horwin. La apariencia es muy similar a una café racer de gasolina, pero también tiene tintes mucho más modernos, como el chasis de aleación de magnesio y aluminio

Estas motos vienen de la mano de Horwin, empresa afincada en Europa que se dedica a distribuir productos fabricados de China, en este caso eléctricos de última generación y scooters. Las Horwin CR6 son de las primeras motos de categoría L3e (para carné A1) en salir al mercado bajo su firma. También han ofertado modelos como el Horwin EK3, SK3 y Ranger, homologados como ciclomotores.

Existen diferencias bastante notables entre su versión normal -CR6 “a secas”- y CR6 PRO. La primera diferencia es que la versión PRO tiene una caja de cambios manual de cinco velocidades y maneta de embrague, respecto a la normal, que solo tiene una relación (lo normal en la industria) y 6 kg menos. Segunda diferencia de importancia, la CR6 tiene 6,2 kW/8,4 CV de potencia máxima, la CR6 sube hasta 11 kW/15 CV, el tope legal.

La Horwin CR6 frena como una moto normal, con maneta derecha y pedal derecho, a diferencia de un scooter eléctrico normal

La PRO llega a los 105 km/h y la normal a los 95 km/h. La más potente puede hacer hasta 150 km de recorrido y la otra 135 km. Declaran la misma aceleración de 0 a 60 km/h, 6 segundos. Esto significa que el motor podría ser el mismo pero estar limitado electrónicamente en el caso de la CR6 para no dar más potencia y no consumir más energía a altas revoluciones. El par máximo de la CR6 es de 260 Nm y la CR6 da 303 Nm.

Las similitudes que encontramos entre ambos modelos están en primer lugar en las baterías de 4 kWh, que tienen las mismas especificaciones: celdas de ión-litio Panasonic 18650, 72 voltios y 55 Ah. La CR6 puede cargar a 15 amperios en un enchufe convencional, rellenando el 80 % de las celdas en 3 horas, mientras que la CR6 PRO carga a 20 amperios y en el mismo tiempo llena las celdas. En caso de apuro, una carga de 20 minutos da para hacer 20-30 kilómetros.

Ambos modelos miden 2.040 mm de largo, 770 mm de ancho y 1.120 mm de alto, con una distancia entre ejes de 1.395 mm y el asiento a 870 mm del suelo. Los neumáticos son los mismos en ambos modelos, 100/80 R17 para la rueda delantera y 120/80 R17 para la trasera.

También es común el frenado hidráulico con sistema CBS, los discos de 265 mm (delantero) y 220 mm (trasero), además de la iluminación integral de LED. Comparten asimismo el sistema básico de antirrobo electrónico, el arranque con llave “manos libres” y la instrumentación mixta analógica/digital con pantalla LCD. La CR6 normal salió por 5.890 euros y la CR6 PRO por 6.990 euros.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Horwin CR6 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.