Moto del día: KYMCO K-Pipe 125i

Moto del día: KYMCO K-Pipe 125i

Un modelo fuera de lo habitual en la marca


Tiempo de lectura: 2 min.

Kwang Yang Motor Company, KYMCO para abreviar, es una marca que se especializa, básicamente, en la fabricación de scooters. De hecho, la principal firma de motocicletas taiwanesa entró en nuestro país en 1994 y, desde entonces, ha ido creciendo exponencialmente en el ránking de motos más vendidas, llegando al top 3 en 2013. A día de hoy, uno de cada cinco scooters que se venden aquí son KYMCO. Quién no sale a la calle y ve un modelo con la “K” en el frontal.

A pesar de que los modelos que componen su oferta carecen de cualquier aspecto que pueda ser catalogado como emocional, sí que han llegado a poner en venta algún que otro modelo más aspiracional. La moto del día de hoy es una de ellas. El objetivo de la K-Pipe 125i en su momento de lanzamiento (2012), era lanzar una naked urbana de 125 centímetros cúbicos que fuese fácil de conducir, fácil de mantener, sencilla, original y económica. Esas eran sus bazas para conquistar a un público juvenil con carné A1 o de coche que buscaban una moto para moverse en la urbe.

El corazón de esta máquina es un monocilíndrico de cuatro tiempos, cuatro válvulas y 123,6 cc refrigerado por aire. Era capaz de ofrecer 8 CV y 8,5 Nm a 7.500 RPM y 5.500 RPM, respectivamente, suficiente para mover con soltura los 102 kilos de masa. Lo mejor de este propulsor sin duda era su consumo y su robustez mecánica; tan solo 2,48 litros a los 100 kilómetros. Unido al bloque, se encuentra una caja de cambios semiautomática cuyo manejo se hace más parecida al de un scooter que al de una moto con marchas. La primera se introduce “a capón” y ya te puedes olvidar del cambio.

Kymco K Pipe 125 2

La parte de ciclo está compuesta por llantas de aleación de 17 pulgadas en ambos ejes, un disco de freno de 276 milímetros y dos pistones sobre la rueda delantera, y un tambor de 140 mm en la trasera. En el eje anterior se confía en una horquilla telescópica de 110 mm de recorrido mientras que, en el posterior, nos encontramos con basculante de doble brazo con un monoamortiguador de 28 mm. La instrumentación cuenta con un reloj digital escondido detrás del faro con los dos proyectores situados en vertical dándole una imagen relativamente moderna. Todo muy sencillo, pero funcional.

En lo referente a su dinámica, una característica a destacar es su corta distancia entre ejes: 1.290 mm. Ello unido a un asiento cercano al suelo (800 mm), hacen de la K-Pipe 125i en un ámbito urbano -donde prima la maniobrabilidad y un manejo sencillo- una moto excelente para principiantes. Disponible en rojo, amarillo, verde y marrón, no se comercializó en nuestras tierras. KYMCO Moto España S.A. consideró que no sería una moto que se vendiese lo suficientemente bien como para justificar su puesta en venta. Una pena.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea