Moto del día: Puch 250 SGS

Moto del día: Puch 250 SGS

Un motor muy particular


Tiempo de lectura: 2 min.

Quien no conoce a Puch, este fabricante austríaco que produjo motos muy interesantes en el siglo pasado. La moto de hoy, la Puch 250 SGS, quizá no destaque por ser la más agraciada, pero su motor es de lo más interesante: dos pistones compartiendo una misma cámara de combustión, o lo que los ingleses denominan twingle.

Este fabricante fue fundado en 1889 en Graz, Austria por Johann Puch. Fabricaba bicicletas, automóviles y motos y como casi todos los fabricantes, tuvo que reinventarse después de la I Guerra Mundial. Corría el año 1923 cuando Giovanni Marcellino llegaba a la fábrica de Puch, para encargarse de las operaciones. Tenía claro que para recuperarse, debían ofrecer un producto original y novedoso, por lo que comenzó a diseñar un nuevo motor, basado en los de cilindros opuestos que comparten cámara de combustión, pero que fuese más sencillo y barato de fabricar.

Motor Puch Twingle

Motor “twingle” Puch

El motor twingle es de un cilindro y dos pistones, unidos a un mismo cigüeñal, que comparten cámara de combustión, con lumbreras, en vez de válvulas, y que poseen cierto decalaje para que el aire circule correctamente en los dos tiempos de combustión. Esta complejidad añadida mejoraba mucho el rendimiento de un dos tiempos, acercándolo a los motores de cuatro tiempos, pero con una mayor sencillez de construcción.

La Puch 250 SGS tenía 248 cm3 en total, produciendo 16,6 CV a 5.800 RPM, con un par de 22,7 Nm a 3.300 RPM. El motor estaba unido a una caja de cuatro velocidades, transmitiendo la potencia a través de cadena a su rueda trasera, e impulsando la moto hasta los 110 km/h de velocidad máxima, una velocidad muy respetable en aquellos años. Tenía un peso de 153 kg, por lo que no era una moto pesada ni ligera, sencillamente correcta.

El modelo estuvo en producción 17 años, desde 1953 hasta 1970. En estas fechas las finanzas de Puch no andaban muy bien, y finalmente en 1987, Puch fue adquirida por el Grupo Piaggio, aunque el grupo al que pertenecía, Steyr-Daimler, continúa fabricando vehículos todoterreno para uso militar.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea