Kawasaki Ninja H2 2019, ¡más leña al fuego!

Kawasaki Ninja H2 2019, ¡más leña al fuego!

Más potencia para seguir siendo la reina


Tiempo de lectura: 2 min.

Después de tres años en el mercado llega la primera actualización importante para la Kawasaki H2, la moto insignia de la casa de Akashi. Tres años pueden parecer pocos, pero la H2 es una moto especial, es la la punta de lanza de la ofensiva tecnológica del fabricante japonés y también su moto “bandera”, uno de esos modelos que hacen que el resto del catálogo de la marca se venda mejor.

La principal novedad de la versión de 2019 radica en el aumento de potencia, que ahora alcanza los 231 CV -antes 200-. En esencia el propulsor es el mismo tetracilíndrico de 1.000 cm3 con compresor volumétrico, eso no ha cambiado, pero se ha modificado todo el sistema de admisión (filtro, airbox, conductos…) y se ha revisado la gestión electrónica del motor. Según la marca, se ha aprovechado todo lo aprendido con la Kawasaki H2 SX que se presentó hace unos meses.

Kawasaki H2 2

Kawasaki dice que este motor consume menos que el anterior, pese a tener 31 caballos más y, por supuesto, cumpliendo con la normativa anticontaminación Euro 4. Con este movimiento Kawasaki vuelve a recuperar distancia respecto a sus perseguidores, algunos de los cuales ya estaban superando la barrera de los 200 CV en sus motos más prestacionales, y sin necesidad de recurrir a la sobrealimentación. De todas formas en Akashi saben que su diseño tiene mucho margen de mejora, puesto que la Kawasaki H2R -no apta para circular por la calle- alcanza los 310 CV con una base mecánica similar. Con esa moto se pueden alcanzar 400 km/h, el piloto turco Kenan Sofuoğlu da fe de ello.

En el apartado ciclo los cambios son menores, pero poco se puede mejorar en un conjunto de tan alto nivel. Ahora la moto trae de fábrica unos neumáticos supersport Bridgestone RS11 y las pinzas de freno delanteras se han sustituido por unas Brembo Stylema, que cuentan con una disipación térmica optimizada gracias a mayores espacios para aumentar el flujo de aire.

Kawasaki H2 3

La estética del modelo cambia ligeramente. Lo que más llama la atención es que el verde Kawasaki pierde protagonismo en el conjunto, y se reserva para destacar algunas piezas como el chasis. A mayores, ahora la moto luce con orgullo la palabra “Supercharged” en su piel, para que a nadie se le pase por alto que estamos ante un modelo único.

En el apartado de electrónica, la H2 recibe la pantalla TFT a color que monta su hermana, la H2 SX, pero en este caso además viene con Bluetooth y puede conectarse al telefono mediante una aplicación llamada Rideology. Desde esta aplicación se puede disponer de la telemetría de la moto, ofreciendo algunos datos como nivel de combustible y batería, así como registros de conducción.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.