Moto del día: Royal Enfield Taurus

Moto del día: Royal Enfield Taurus

La Bullet con motor diésel


Tiempo de lectura: 2 min.

Si hay una combinación curiosa en el mundo de las dos ruedas es la de poner motores diésel en motocicletas. En principio es algo contra natura, dado que los motores de gasóleo no dan muchas revoluciones, son más pesados, ocupan más espacio, son humeantes y ruidosos. En cambio, su economía de combustible es sorprendente, si todo lo demás importa poco.

La Royal Enfield Taurus es la primera, única y última motocicleta diésel que se ha vendido en masa, aunque sus ventas se concentraron en el mercado doméstico indio. Derivaba de la Bullet 350 de gasolina, montando a su vez un monocilíndrico diésel de origen Lombardini con 325 cc, dos válvulas y cuatro tiempos, refrigerado por aire. Es el motor de un cilindro más pequeño empleado por Royal Enfield. Su potencia era muy modesta, apenas 6,6 CV a 3.600 RPM y un modesto par de 15 Nm a 2.500 RPM. Desde 1993 se vendió con arranque electrónico.

Esta moto tuvo mucho sentido en la India hasta principios del 2000, cuando las normas anticontaminación la convirtieron en una proscrita. Tenía sentido en las áreas rurales y más pobres, sobre todo considerando que el gasóleo costaba la mitad que la gasolina y que se podían lograr rendimientos de 85 kilómetros por litro. No era cómoda de conducir, tampoco rápida, alcanzar los 90 km/h en cuarta era cuestión de suerte. Pesaba unos 50 kg más que la Bullet 350, un total de 196 kg. Para frenarla se confiaba en frenos de tambor en ambos ejes.

A su favor, era muy simple a nivel mecánico, el motor aguantaba de todo y era muy fiable. Tal fue su éxito que, una vez terminada la producción, la compañía de tractores Sooraj Tractors, basada en Punjab, siguió fabricándolas. Por otro lado, en la India se han hecho varios retrofit de viejas Bullet con un motor diésel de 350 cc, como la de la imagen de portada.

Con un depósito de 15 litros, antes se agotaba la resistencia física de las articulaciones del motero. En el caso más optimista, hablamos de una autonomía de 1.200 kilómetros. Muy ecológica no será, pero en un país pobre esta moto tenía un planteamiento de lo más interesante.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Mecánico
Txesz

85 km por litro… que pasada.

Seré muy raro, pero la idea de un moto diesel me atrae mucho. Tal vez por lo rarísimas que son.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.