Moto del día: Suzuki Verde

Moto del día: Suzuki Verde

Más rara que un perro...


Tiempo de lectura: 3 min.

Nuestra protagonista de hoy es la Suzuki Verde, una moto rara… rara, de la que apenas he podido encontrar información. Estamos ante una scooter de 49 cc y un diseño muy retro, claramente inspirado en la Vespa italiana de siempre, aunque también me recuerda a la Honda Cub.

El modelo se comenzó a vender en 2004, aunque no se comercializó en España. La Suzuki Verde era la clásica scooter de cincuenta refrigerada por aire y sencilla a más no poder. Erogaba 6 caballos de potencia y la velocidad punta pues… eran los clásicos 45 Km/h que permite la norma para este tipo de vehículos, siempre que no se modifiquen, claro.

Estéticamente, tenía unos trazos muy curvilíneos y sugerentes, con una trasera muy abombada y respingona, mientras que el frontal y el suelo plano eran de perfil más famélico. Un faro frontal redondo integrado en el manillar así como una pareja de retrovisores cromados completaban el conjunto.

Contaba con algunos detalles que le hacían más fácil la vida a sus propietarios como el bloqueo del baúl bajo el asiento y también el del caballete central desde el propio bombín de contacto de la moto. Algo así como un cierre centralizado motero.

Tenía unos esquemas de color bitono de los más chic y que casaban perfectamente con la filosofía de Suzuki Verde. Además, la gama cromática era de lo más suave y acaramelada. A nivel constructivo esta moto rallaba a un nivel muy bueno, con una calidad general muy elevada y un alto cuidado en los detalles y en las pequeñas cosas.

Como buena “cincuentilla” era peso pluma, ya que apenas daba 75 Kg lista para rodar, eso incluía los cinco litros de capacidad que hacía el depósito bajo el asiento. Una característica peculiar de esta moto era la suspensión delantera, con un esquema mecánico idéntico al de las vespas que contaba con un pequeño brazo basculante, anclado a la horquilla rígida mediante la columna de suspensión. Desgraciadamente, la Suzuki Verde nunca llegó a nuestro mercado y solo se vendió, que yo sepa, en su Japón natal.

Si lo pensamos con perspectiva, los japoneses no andaban muy desencaminados. Únicamente les faltó un poco de acierto temporal. Y es que en 2004 la Vespa ya tenía tirón, pero la moda del scooter retro ha venido unos años después, y hoy en día muchos fabricantes asiáticos se han subido a este carro, con remakes significativos como el reflote de la marca Lambretta.

Quién sabe si hoy en día, esta Suzuki Verde encajaría en el catálogo del fabricante japonés, y es que una moto como esta, remotorizada con un propulsor de 125 cc 4T, estaría plenamente vigente, y es que a nivel estético no han pasado los años por ella.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez