Moto del día: Tamarit 50 Stalker

Moto del día: Tamarit 50 Stalker

Con esta personalización marcada por la reducción de altura la marca de Elche celebró su primer medio centenar de unidades


Tiempo de lectura: 4 min.

Elche es uno de los lugares de la Península Ibérica donde más se vive la afición a la mecánica de la motocicleta. Algo que no sólo decimos por su concentración de aficionados, sino por razones históricas que vienen desde décadas atrás. Así las cosas, lo cierto es que no resulta sencillo ver en un territorio tan concentrado y pequeño semejante tradición relativa a la industria de las dos ruedas. Prueba de ello fue la aparición en los años cincuenta de marcas como Elig o Setter, esta última habiendo sido refundada hace muy pocos años por descendientes del fundador. Algo que es una excelente noticia, pues indica que este sector sigue vivo en la ciudad más allá del recuerdo que hoy en día se atesora en los archivos locales. En ese sentido, Tamarit es otra de las referencias obligadas.

El preparador conocido a nivel internacional gracias a sus creaciones sobre base Triumph, el cual ha llegado recientemente a su primer centenar de trabajos con la Tamarit Jade. Una soberbia personalización subastada por Artcurial en París, dando muestra de hasta qué nivel de creatividad y perfeccionismo pueden llegar desde esta pequeña empresa alicantina. Nacida como ellos mismos dicen en “ un cobertizo destartalado con techo galvanizado ” para ser ahora mismo uno de los especialistas en creación de piezas únicas más respetados en el mundo de las dos ruedas. Como ya dijimos en su momento, son algo muy similar a lo que Singer puede significar para el mundo de los Porsche 911.

Un camino labrado pieza a pieza donde una de las más destacables es aquella con la que celebraron la media centena. Hablamos de la Tamarit 50 Stalker. Todo un homenaje a las “ café racer “ donde destaca la forma y manera en la que se ha reducido la altura del conjunto, logrando así una montura especialmente deportiva y adecuada para disfrutar de las sendas de asfalto. De hecho, tanto las barras de las horquillas delanteras como el amortiguador trasero se cortaron en seis centímetros, quedando un conjunto de asiento reducido donde todo va enfocado a las sensaciones sobre la carretera. Un homenaje a las motocicletas de vieja escuela propulsado por el sempiterno motor de la Triumph Thruxton 900 alimentado aquí por carburación.

tamarit triumph (1)

Elche goza de una tradición de industria motociclista bastante reseñable, habiendo visto en los últimos años el renacer de una de sus marcas históricas y la aparición de este preparador que ya goza de fama internacional

Tamarit 50 Stalker, otro trabajo a medida

Aunque su reciente Tamarit Jade fue una apuesta lanzada desde la marca, el proceder de este taller alicantino se basa en trabajar a elección del cliente en base a propuestas lanzadas por el mismo u opciones dispuestas por la empresa a modo de pieza única. De esta manera, la Tamarit 50 Stalker surgió del interés de un aficionado balear por el mundo de las “ café racer “. Algo que se le había despertado viajando por Tailandia, donde pudo visitar el taller de Zeus Customs.

Un conocido preparador dentro del colectivo de aficionados a Triumph, eligiendo al igual que Tamarit a la Thruxton como base para sus creaciones. Al fin y al cabo, tanto por comportamiento general como por su tipo de motor ésta es perfecta como base para motocicletas modernas con cierto sabor clásico, idóneas para el uso diario y los viajes por carretera.

A partir de las ideas propuestas por Tamarit, se empezó a trabajar en esta unidad presidida por sus tijas de aluminio en el frontal y ese faro propio de una Triumph campera de los años cincuenta. Respecto al color, el rojo que decora el depósito y el escueto guardabarros delantero es el detalle más llamativo sobre la base metálica tratada con un baño de níquel satinado. Un resultado tan crudo como elegante.

tamarit triumph (3)

Al rebajar en seis centímetros las suspensiones esta motocicleta está dominada por su carácter compacto, muy echado al suelo para lograr un claro aspecto de montura clásica

En lo referido a la considerable reducción de altura de esta Tamarit frente a la Triumph de la cual deriva, se generaron ciertos problemas como el dónde poner la matrícula. Asunto resuelto con un soporte flotante que la suspende por detrás de la rueda. Otro de los muchos detalles con los que suelen personalizarse estas motos, las cuales han ido ganando una creciente fama gracias a la fidelidad a la Thruxton como modelo base y la excelente calidad de sus trabajos.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.