Menu

Adiós a Luigi Termignoni, el pionero en la fabricación de escapes para motocicletas

Ahora las tormentas nos dejarán truenos pero también bramidos con el inconfundible sonido de sus productos

Adiós a Luigi Termignoni, el pionero en la fabricación de escapes para motocicletas

La pasada semana nos dejaba Luigi Termignoni a los 75 años de edad. Seguro que todos los aficionados a las motos reconocerán rápidamente el apellido. Él fue el fundador de una de las marcas más prestigiosas de escapes del mundo, Termignoni, y además, pionero en la fabricación de escapes de alto rendimiento para las motocicletas. Démosle el homenaje que se merece recordando su historia.

Luigi Termignoni era ingeniero mecánico de formación y en 1969 decidió fundar en la ciudad de Alessandria (al norte de Italia) un pequeño taller y concesionario de Ducati pero que también trabajaba con marcas japonesas como Honda y Kawasaki.

Rápidamente se ganó la fama como preparador de motores de cuatro tiempos, sobre todo de mecánicas Kawasaki. Esto fue gracias a su visión de negocio, ya que en 1971 compró un banco de potencia donde poder probar, in situ, si las mejoras aplicadas a los motores surtían el efecto deseado. Evitaba, en cierta medida, depender de las sensaciones de los pilotos de pruebas, sobre todo en las fases tempranas de desarrollo de piezas.

Termignoni 04

Trabajando ya mano a mano con la marca de Akashi se dio cuenta de que no había empresas dedicadas en exclusiva a la fabricación de escapes, por lo que decidió explorar este negocio. Sus primeros escapes eran completamente artesanales, hechos a mano y directamente sobre las motos con el fin de extraerles todos los caballos que fuese posible.

El trabajo de Termignoni con Kawasaki no pasó desapercibido para Bimota que, cuando estaba desarrollando su KB1 (primer modelo de la marca con motor Kawasaki), decidió que sería él quien desarrollase el sistema de escape de su nueva montura. El italiano fue de los primeros en aplicar el aluminio para construir escapes, algo que le permitía combinar tanto ligereza como resistencia frente a los esfuerzos y el calor.

Ya en la década de los 80 sus cooperaciones se vieron ampliadas al trabajar con Honda en las 24 Horas de Le Mans, donde el 80 % de las motos japonesas en parrilla utilizan sus escapes. También firma un acuerdo de colaboración con Ducati. Ambas marcas siempre han ido de la mano desde entonces y creemos estar en los cierto que la primera marca que a uno le viene a la cabeza cuando quiere cambiar el escape es Termignoni.

Termignoni 01

En 1987 la empresa se dedicó ya en cuerpo y alma a la fabricación de escapes. Un año después, en 1988, consiguió su primer título de la mano de Fred Merkel y su Honda RC30, quien se hizo con el Campeonato del Mundo de Superbikes. Desde entonces Termignoni ha ganado 16 títulos de Superbikes, 10 de MotoGP, dos París Dakar y un Mundial de Rally Raid.

Ya en la década de los 90 la fábrica se traslada a Predosa, a 20 kilómetros de Alessandria. El afán por innovar de Luigi le hizo ser la primera empresa en empezar a trabajar con sistemas de escape de titanio, mucho más resistentes y ligeros que los de aluminio y que empezaron a montar marcas como Ducati o Cagiva.

En 2005 Luigi Termignoni vendió la compañía, pero siguió siendo su presidente hasta 2015, cuando cambió los escapes por la tranquilidad de los caballos y el cuidado del campo. Hoy en día, los sistemas de escape Termignoni están presentes en casi cualquier marca y en todo tipo de competiciones: velocidad, rally, trial, motocross, enduro, etc.

Descanse en paz.

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.